miércoles, 29 de abril de 2015

EL SHOW DE MICHAEL J. FOX

Título original     The Michael J. Fox Show (TV Series)
Año      2013
Duración     22 min.
País       Estados Unidos
Director      Will Gluck (Creator), Sam Laybourne (Creator), Andrew Fleming, Victor Nelli Jr.
Guión      Will Gluck, Sam Laybourne
Música      Jeff Cardoni
Reparto      Michael J. Fox, Betsy Brandt, Kate Finneran, Wendell Pierce, Juliette Goglia, Conor Romero, Jack Gore, Ana Nogueira
Productora     NBC
Ay Christian Jesús, tú no comes, tú engulles como los patos.
Mike Henry (Michael J. Fox) es un presentador de noticias de cierta fama en Nueva York que un buen día le detectan la enfermedad de Parkinson, y decide retirarse del periodismo para cuidarse un poco. Pero un tiempo después, decide volver a su trabajo pese a su enfermedad, porque le mola un huevo y la yema del otro.
Michael no es el mejor con los trabajos manuales, pero pone interés.
Amable sit-com familiar donde lo que falta es originalidad, ya que todo lo hemos visto mil veces, y lo que sobra es humor y retranca.

Humor con el que la serie está ideada, usando la enfermedad en la vida de Michael J. Fox como un elemento más e la serie y sobre todo la forma que tiene de afrontarla haciendo chistes sobre sus temblores o sus movimientos espasmódicos.

Y es para quitase el sombrero ante él, ya que trata de "normalizar" una de las grandes lacras de nuestros días, una enfermedad sin cura a día de hoy como es el Parkinson. Además, es un gran activista en la lucha contra la misma, financiando grandes investigaciones para intentar encontrar remedio.

La familia, haciendo el paripé.
Y eso es el único punto fuerte de esta serie que fue cancelada tras una única temporada.

El resto son chistes de manual, situaciones típicas, enredos familiares, amoríos varios, personajes del montón, problemas de adolescencia... vamos, que no tiene nada de interés y creo que acertaron cancelándola, pese a los esfuerzos de Fox.

Al final se queda en una serie amable, bienintencionada, pero carente de interés y de humor fresco de la que se puede prescindir tranquilamente.

Como curiosidad, la que interpreta el papel de esposa de Mike Henry no es otra que  Betsy Brandt -la irritante Marie de Breaking Bad-

domingo, 26 de abril de 2015

EL SILENCIO DE LOS CORDEROS

 
Título original      The Silence of the Lambs
Año      1991
Duración      115 min.
País       Estados Unidos
Director      Jonathan Demme
Guión       Ted Tally (Novela: Thomas Harris)
Música       Howard Shore
Fotografía       Tak Fujimoto
Reparto       Jodie Foster, Anthony Hopkins, Scott Glenn, Ted Levine, Anthony Heald, Diane Baker, Brooke Smith, Tracey Walter, Kasi Lemmons, Chris Isaak, Charles Napier, Roger Corman, Frankie Faison, Paul Lazar, Daniel von Bargen, Cynthia Ettinger
Productora       Orion Pictures
Los inicios en el mundo de los brackets no fueron fáciles, ahí está el primer modelo.
Mmmm.... hueles a Farala. ¿Eres nueva en la oficina?
El FBI va tras la pista de un escurridizo asesino de chicas jóvenes con las que practica lo que parecen ser unos extraños rituales.

Están tan desconcertados que tras haber consultado a Sandro Rey, Aramís Fuster y Esperanza Gracia, deciden quemar su último cartucho y recurren a una brillante agente recién licenciada para que intente hablar con un famoso recluso, el enigmático doctor Hannibal Lecter, un eminente psicoanalista condenado por unos terribles hechos, al que tratará de sonsacar algún tipo de patrón para la captura del asesino llamado Buffalo Bill...

La vi hace muchos, muchos años y tenía un recuerdo bastante bueno. La reciente revisión no ha hecho sino confirmar y fijar aquellas sensaciones sobre una película que marcó una época.

Y no sólo por la temática, ya que parece que abrió la veda al cine de psicópatas y perturbados asesinos en serie, sino por su personaje protagonista.

Si te mira así Hannibal Lecter es pa cagarse en los pantalones
Hannibal Lecter fue -y es- un icono dentro de los personajes más atrayentes y malvados de la historia del cine, y gran parte de culpa la tiene el actor que le dio vida, el gran Anthony Hopkins, por cuya interpretación será recordado siempre y por el que se llevó multitud de premios totalmente merecidos y cuya imagen es hoy tan reconocible como Supermán, Freddy Krueger o Terminator.

La encargada de darle réplica en pantalla y poner el punto de justicia y cordura tampoco se quedó atrás, y Jodie Foster, si bien ya era conocida por su papel en Taxi Driver, esta película de principios de los años noventa, le dio el empujón definitivo para ser conocida mundialmente por dar vida a Clarice Sterling, la agente del FBI encargada de llevar el caso.

La trama posee un magnífico aire enrarecido y enfermizo que lo impregna todo, dejando una sensación rara al espectador. Pero a la vez altamente sugestiva e hipnótica.
El cardado lo delató. Tanto olor a laca no podía ser normal
La película en conjunto es uno de los mejores thrillers policiacos de terror que un servidor ha visto, porque sabe mantener el suspense y la tensión con las dos tramas que se acaban cruzando y sobre todo con el carisma del monstruo del doctor Lecter. Después vinieron una legión de imitadores, como suele suceder, y además un par de secuelas e incluso una precuela, pero de eso hablaremos otro día.

Magnífica.

jueves, 23 de abril de 2015

LA MÁQUINA DEL TIEMPO

Título original      The Time Machine
Año      2002
Duración     92 min.
País     Estados Unidos
Director     Simon Wells
Guión      John Logan (Novela: H.G. Wells)
Música      Klaus Badelt
Fotografía      Donald M. McAlpine
Reparto      Guy Pearce, Samantha Mumba, Jeremy Irons, Orlando Jones, Mark Addy, Sienna Guillory, Phyllida Law, Omero Mumba
Productora      Warner Bros. Pictures / Dreamworks
Aquí está la maquina dichosa. Eso si, con su sillón bien tapizado. En los 80 hubiera ido forrado de escay.
Alexander Hartdegen es un científico que vive en 1899 y entre clase y clase tiene tiempo pa' echarse una novieta -mu mona ella- y en eso que una noche quedan en un parque al lao de un LIDL, pero no para hacer botellón, sino porque a él le mola la chati más que los Helloween y le propone casorio. 

Ella tan contenta le dice que si, que le quiere echar el lazo, y en eso que van tan contentos recién prometidos cuando aparece un chorizaco con una pistola y que si te robo que si no te robo, la cosa se lía y le acaba descerrajando un tiro a la susodicha, con lo que el científico entra en una depresión y se vuelve un zarrias. Ni se lava, ni se peina, si se echa Sanex en la sobaquera, sus amigos ya no le llaman pa echar cañas y no contesta a los toques del facebook. Y todo porque se me ha metío en la quijotera que eso lo tiene que arreglar él y no se le ocurre otra cosa que fascarse una máquina del tiempo para volver al día del asesinato.
De verdad, Milagritos, que esta vez vuelvo con los números de la bono loto.
Pero el tío es tan cenizo que pese a lograr no pasar por el parque y evitar al ladrón tiñoso, cuando están tan contentos, aparece un coche de caballos y... zasca!! se la lleva por delante.
Él ya, desesperado, no sabe si comprarse un maniquí y hacerle un agujero o apuntarse al Tinder. Al final opta por meterle caña a la máquina del tiempo mientras canta aquello de "y cuanto más aceleroooo" que decía el hijo del Fary. Su objetivo es llegar a una época donde sea factible de algún modo devolver a la vida a la tipa aquella.

En ese momento, Alexander supo que esa época no estaba tan mal
En estas, se presenta en 2030, y del susto que se lleva al ver que aún estaban emitiendo Cuéntame se mete en la máquina otra vez y entre las pastis, el orujo y los cigarros de la risa, aparece como recién salido de un after, sin saber ni dónde tiene las orejas con una gente mu rara que habla en un idioma que no comprende...

Como fan de los viajes en el tiempo y sus paradojas, ésta película estaba en mi lista desde hacía demasiado tiempo, y una tarde ociosa de esta que de pura perrería no te puedes ni echar la siesta me la puse y pasé una hora y media entretenido con esta adaptación más o menos libre de la obra de H. G. Wells.

La película no pretende ser una película sobre las tribulaciones ni filosofías sobre viajes en el tiempo, sino que se postula más como una película de aventuras pura y dura con el trasfondo de viajes en la cuarta dimensión. Y si se toma como éso, funciona, pero adolece de cierta profundidad que la haga más interesante para otro tipo de público, porque se queda en una película familiar sin ambición, cuando este tema en particular de la ciencia ficción da para tanto.
A punto de empezar a versionar a Bowie
Me gustaba Guy Pearce como actor, pero desde hace un tiempo creo que mis buenas sensaciones se remitían a dos únicas películas: L. A. Confidencial y Memento. Del resto la verdad es que o bien ni le recuerdo o directamente no me gustó su papel/actuación. Aquí es el protagonista absoluto, y la verdad es que ni frío ni calor, ni chicha ni limoná. Eso sí, después de esta película le podían llamar tranquilamente "el quijás" porque tiene los rasgos tan marcados y los pómulos tan hundidos que no es na más que quijá.

También aparece un irreconocible Jeremy Irons, que parece una versión "glam" del mismísimo Saruman.

Normalucha que conforme avanza va perdiendo gas y no llega al aprobado. Me ha parecido -salvando las distancias- una especie de Stargate, pero de menor calidad.

lunes, 20 de abril de 2015

EL SOPLÓN

Título original     The Informant!
Año      2009
Duración      108 min.
País       Estados Unidos
Director     Steven Soderbergh
Guión       Scott Z. Burns (Libro: Kurt Eichenwald)
Música      Marvin Hamlisch
Fotografía     Steven Soderbergh
Reparto      Matt Damon, Scott Bakula, Melanie Lynskey, Joel McHale, Thomas F. Wilson, Frank Welker
Productora     Warner Bros. Pictures / Groundswell Productions / Participant Productions
Damon marcándose un rap telefónico.
Viendo el último capítulo de Community online
Mark es un tipo de perfil bajo que a principios de los 90 trabaja para la gran industria alimentaria, sobre todo con maíz, y se entera de los tejemanejes que se traen entre manos las empresas para manipular precios en una red de corruptela, en eso que un agente del FBI intenta convencer a Mark para que les de información y poder trincar a esos peces gordos.

No es mala película, Damon como prota no lo hace mal, pone un acertado aire pusilánime que le va muy bien a su personaje. La trama tampoco está mal, aunque el guión se acaba perdiendo y enredando entre sus propios pliegues y hace que el espectador no termine de engancharse del todo a esos intríngulis empresariales internacionales.

"Papel al baño 7, rápido, es urgente"
Una cinta que no estaba en mi radar de pendientes ni mucho menos, y que no se ni como acabé viéndola, y bueno, si no hay otra cosa, pase, pero no tiene nada especial que me haga recomendársela a ustedes. Me pareció un tanto impersonal, como si no lograra en ningún momento conectar con la complicidad del espectador.

Como la inmensa mayoría de las películas de Soderberg, me pareció pretenciosa y demasiado enredada, con un estilo peculiar que a mi particularmente no me gusta demasiado.

Ah, y Joel McHale, por mucho que haga otros papeles, no dejará de ser Jeff de Community y nunca me lo terminaré de tomar en serio, esperando que en cualquier momento suelte alguna gracieta sarcástica.

viernes, 17 de abril de 2015

GUERRA MUNDIAL Z

 


Título original World War Z
Año 2013
Duración 116 min.
País Estados Unidos Estados Unidos
Director Marc Forster
Guión J. Michael Straczynski, Matthew Michael Carnahan (Novela: Max Brooks)
Música Marco Beltrami
Fotografía Robert Richardson
Reparto Brad Pitt, Mireille Enos, Daniella Kertesz, David Morse, Matthew Fox, Eric West, James Badge Dale, David Andrews, Peter Capaldi, Ludi Boeken, Fana Mokoena, Abigail Hargrove, Elyes Gabel, Pierfrancesco Favino, Moritz Bleibtreu, Ruth Negga
Productora Paramount Pictures / Skydance Productions / GK Films / Plan B Entertainment / Apparatus Productions / Hemisphere Media Capital / Latina Pictures
Ay Brad, en cuanto acostemos a éstas, te voy a dar lo tuyo y lo de tu primo
Estaban de rebajas las niñas en el Media Markt
Lo nunca visto: una epidemia a nivel mundial que convierte a los hombres en zombis y está arrasando el planeta. Los que quedan se organizan gracias a los militares y se meten en un pedazo de barco desde donde tratarán de sobrevivir y buscar respuestas. Y en estas que mandan a un ex agente de la ONU (Pitt) a intentar dar con algo que detenga el virus mortal.

Hace 15 o 20 años, esta película hubiera sido la bomba, pero a día de hoy en plena fenómeno zombi con fans de los "infectados" por todo el mundo, con series, comics, películas de todo tipo... empezamos a estar un poquito saturados del tema y más si ves que hasta Brad Pitt se sube al carro porque ve el tirón que tiene.

Los Castellers zombis haciendo una demostración
Además suena todo a visto anteriormente, huele a The Walking Dead, a cualquier peli de zombis reciente. El guión no es nada novedoso y parece ser que han querido hacer un blockbuster más, ésta vez hacer mucho dinero con zombis extendiéndose por todo el planeta. Con la diferencia de que en esta peli, los zombis son unos atletas cojonudos y a diferencia de los muertos vivientes que arrastran los pies, aquí corren, saltan, trepan que se las pelan. 

La calidad es indudable y la Paramount saca músculo con una producción cuidada y cara como sólo los grandes estudios pueden hacer. Pero eso no es sinónimo de buenas película. Es más bien sinónimo de espectáculo de entretenimiento durante casi dos horas.

Muy normalucha.

martes, 14 de abril de 2015

SUPERMAN IV: En busca de la paz

 
Título original     Superman IV: The Quest for Peace
Año      1987
Duración      90 min.
País      Estados Unidos
Director       Sidney J. Furie
Guión        Lawrence Konner & Mark Rosenthal (Personajes: Joe Shuster, Jerry Siegel)
Música         Alexander Courage, John Williams
Fotografía         Ernest Day
Reparto       Christopher Reeve, Gene Hackman, Margot Kidder, Jackie Cooper, Marc McClure, Jon Cryer, Sam Wanamaker, Mark Pillow, Mariel Hemingway
Productora         Warner Bros Pictures / Cannon Group / Golan-Globus Production
Superman comprobando la suspensión de su Renault 19
A Clark no le gusta vendimiar, ni cortar ajos, ni recoger aceituna, por lo que decide vender las tierras de su padre, y el John Deere con remolque y unas vertederas recién pintás. Pues mientras le sale comprador, sigue con su oficio de pazguato en el Daily Planet al que ha llegado un nuevo propietario.

En plena guerra fría entre Estados Unidos y la URSS, Superman se anima a intervenir para poner fin a la escalada de tensión armamentística nuclear mientras Lex Luthor vuelve a la carga para darle matarile al de la capa roja y esta vez con un arma secreta, otro Superman pero con el pelo rubio cardado y unas uñas como un gavilán, que tiene muy mala baba y parece el reverso tenebroso de  uno de los Duran Duran.

Lex, presentando Quién quiere casarse con mi hijo
Si la tercera parte fue la caída al vacío de esta saga, esta cuarta le puso los clavos al ataúd del tipo de capa roja, del que tardó en salir unos cuantos años en forma de reboot.


Y mira que aquí contaron con el regreso de Margott Kidder como Lois Lane y de nuevo Gene Hackman se metió en la piel del malvado Luthor para intentar reflotar una franquicia que iba cuesta abajo y sin frenos. Pero lo único que hacen es ponerle lastre y que caiga más estrepitosamente.

Aparte del agotamiento natural que llevaba la saga, el tono de esta cinta no ayuda en nada, ya que el guión es más simple que el mecanismo de un botijo y no tiene ningún fuste. Parece un batiburrillo de elementos tratando de ganarse al público por apabullamiento. 

Pero el resultado es un despropósito y no funciona como comedia, ni como película de supehéroes, ni como entretenimiento ni nada.

La elección del director parece ser un despropósito más que sumar a la lista, tras las desavenencias previas con Richard Donner, se le ofreció dirigir esta cinta, pero él contestó "anda y que os den por donde amargan los pepinos" y llegó a manos del prácticamente desconocido Sidney J. Furie que a la vista de su filmografía -tanto anterior como posterior-. Anímense a echarle un vistazo que no tiene desperdicio haciendo clic AQUÍ
Ven aquí que te voy a quitar el pelucón ese de cuatro tirones mal dados!!!
Parece mentira que una película de Superman y que dura hora y media pudiera llegar a hacerse cansina y casi infantil. Con razón fue un estrepitoso fracaso en taquilla que hizo que en algunos países ni llegara a estrenarse en cines.
Superman cuando se presentó a las elecciones del Barça
Y si por algo destaca especialmente en el plano negativo es por los efectos especiales que son tan pobres y tan de tercera división que más que dar credibilidad a la historia lo que dan son pena.

Si en su día dije que la tercera parte era la peor, ahora parece cine de calidad al lado de la película que hoy nos ocupa, que pasa directamente a ser la peor de las cuatro primeras películas de Superman.

Lo único por lo que me resultó entrañable es porque fue la última película de cierto renombre en que participó el malogrado Christopher Reeve.


sábado, 11 de abril de 2015

PARANORMAL ACTIVITY


Título original     Paranormal Activity
Año      2007
Duración      99 min.
País     Estados Unidos
Director     Oren Peli
Guión     Oren Peli
Música      No tiene
Fotografía     Oren Peli
Reparto       Katie Featherston, Micah Sloat, Amber Armstrong, Mark Fredrichs, Randy McDowell, Ashley Palmer, Tim Piper
Productora       Paramount Pictures / DreamWorks

Ay hermoso, en que maldita hora te regalé la camara
Katie y Micah son una pareja modelo que viven en su casita y que están todo el santo día grabándose con la cámara de video. Él es un cansino y parece que la quiere grabar hasta cagando. Y en eso que están tan obsesionados con la camarita que no se enteran que se les ha colado un fantasma, o un demonio, o una algo, que parece que no está muy a gusto y se dedica a tocar los huevos por la noche...
Angelines, te toca a ti ir a mirar al pasillo a oscuras
Pues ale, otro falso documental de terror, de esos que les llaman "found footage" o metraje encontrado, y asistimos a lo que sería una reproducción de lo que había en una cámara de vídeo donde pasó algo extraño.



La peli tiene su puntito y sabe qué teclas tocar para sugestionar al espectador. Llega a ser un tanto inquietante y te tiene ahí pendiente de lo que hacen por la noche en el dormitorio (aunque ellos son muy castos y no frungen para no encender aún más al fantasma por si es un voyeur de esos).

Preguntas y curiosidades:


- En vista de que la cosa funcionó con cuatro duros y se recaudó una barbaridad, se lanzaron inmediatamente a producir secuelas a cascoporro. Fue de una rentabilidad bárbara y claro, ya se sabe: si algo funciona abusa de ello hasta que lo quemes.
"Cuando vamos a poner las sábanas de franela, cari?
- Cómo no, cuando hay ruidos de noche, siempre es bueno ir a investigar sin encender la luz. ¿Son tan roñosos los americanos?. Me pasa a mi y me faltan luces en la casa que encender.

- No tiene música (claro, estaría bueno que en una cámara encontrada hubiese banda sonora y todo mientras salen los fantasmas) y eso aburre un poco, pero aporta tensión en momentos clave.

- ¿Cómo son capaces de dormir con la puerta de la habitación abierta? 

- ¿Porqué cuando uno se pone a ver estas películas de noche, siempre le da a los vecinos de arriba por mover muebles y no parar de andar?

Katie no se desvelaba por el fantasma, sino por los ronquidos de Micah
En fin, un film de terror decente y aseado, que si bien no inventa la pólvora si sabe qué terreno pisa y como ser inquietante y efectivo.

No es aconsejable para mentes susceptibles de ruiditos por la noche ni personas que se acojonan con facilidad.

miércoles, 8 de abril de 2015

NIGHTCRAWLER

 
Título original       Nightcrawler
Año      2014
Duración       113 min.
País       Estados Unidos
Director       Dan Gilroy
Guión       Dan Gilroy
Música         James Newton Howard
Fotografía       Robert Elswit
Reparto      Jake Gyllenhaal, Rene Russo, Riz Ahmed, Bill Paxton, Kevin Rahm, Ann Cusack, Eric Lange, Anne McDaniels, Kathleen York, Michael Hyatt
Productora        Open Road Films / Bold Films
Jake grabando unas imágenes que le habían pedido los del Sálvame
Louie vive en Los Ángeles. Es un tipo que es muy amigo de lo ajeno. Lo mismo roba cobre, que tapas de alcantarillas, que una bicicleta. Hasta que un día por casualidad descubre el mundo de los reporteros freelance que se dedican a cazar noticias para venderlas a la cadena de televisión que más pague. Y poco a poco se irá sumergiendo en el mundo del periodismo de sucesos.

Nunca le explicaron como sentarse en un coche, y el pobre se hacía un lío
Pues bien, esta película fue la elección del gran Henry tras ganar la última edición de Adivina la peli en facebook. Les invito a que visiten su blog cinéfilo haciendo clic AQUI.

Y sus recomendaciones suelen ser de lo más acertadas. Veamos que tal con ésta:


Para empezar, Dan Gilroy se ha ganado mi respeto con su debut en el mundo de la dirección.

Y lo ha hecho con una película muy consistente y bien armada. El director sabe dotar a la historia de ritmo e interés mientras asistimos a la evolución de Louis y su forma de conseguir algunas noticias...

Este reportaje, directo a las noticias de Matías Prats
El personaje sobre el que gira todo el metraje realmente es interesante y Gyllenhall se marca un papelón digno de mención, sobre todo por su mirada que transmitía una mezcla de cordialidad y locura del tipo que le da igual todo que realmente acojona. Una persona así me da más miedo que un tipo chungo tatuado. Y la película es él y todo gira a su alrededor en la cara más sórdida de una gran ciudad como es Los Ángeles.




Además, la labor de los secundarios es bastante buena y suman positivamente en el conjunto global de la cinta.

Luego se le podría achacar que hay algunos momentos que chirrían porque me resultaron poco creíbles, pero bueno, se hace un poco la vista gorda y no pasa nada.

Parece que una historia así no pudiera tener mucha miga, pero la forma de tratarla hace que se vaya generando una tensión -ayudada por una muy buena elección de la música para según qué situaciones- planteando hábilmente el debate ético y moral entre el derecho a la información y la forma de conseguirla.

domingo, 5 de abril de 2015

INDIANA JONES: En busca del arca perdida

Título original     Indiana Jones: Raiders of the Lost Ark
Año     1981
Duración     115 min.
País     Estados Unidos
Director     Steven Spielberg
Guión      Lawrence Kasdan (Historia: George Lucas & Philip Kaufman)
Música     John Williams
Fotografía     Douglas Slocombe
Reparto     Harrison Ford, Karen Allen, Paul Freeman, Ronald Lacey, John Rhys-Davies, Denholm Elliott, Wolf Kahler, Alfred Molina, George Harris, William Hootkins, Don Fellows
Productora      Paramount Pictures
Hostia, una rata!!!
Ay Vanessa, a ver si así te callas de una vez, bonica.
El profesor Jones es un profesor de arqueología en la universidad y al igual que otros que tienen hobbys como la filatelia o los dedales del mundo, a éste le dio por hacer expediciones por ahí por lugares recónditos de Sudamérica o África para buscar reliquias arqueológicas hasta que se entera que unos nazis en 1936 andan buscando el arca de la alianza y no por curiosidad cultural ni zarandajas, sino porque según cuentan es un arma que asegurará la victoria a aquel ejército que la posea, y por eso se pone manos a la obra para que no caiga en poder de Hitler, lo cual no será fácil...

Una de las mejores películas de aventuras, tiene un inicio trepidante por la selva -con el jovencísimo alfred molina- y un conjunto de secuencias bien rodadas que captan desde el principio al espectador.
Indiana practicando con el rayo de la muerte.
El carisma de Ford envuelve todo e hizo que se convirtiera en un héroe de acción y en el tipo que encarnaría a uno de los personajes más reconocibles de la historia del cine de las últimas décadas del siglo XX (además de Indiana Jones, como saben ustedes, encarnó a Han Solo y a Rick Deckard).

Si, aunque no lo parezca es Alfred Molina de joven.
¿Y qué me dicen de la banda sonora? ¿Quién no ha tarareado la musiquilla de John Williams? Sencillamente magnífica.

La cinta es el perfecto entretenimiento para amantes del cine de aventuras y contiene algunas escenas icónicas que han quedado en la retina de millones de espectadores, como esa bola gigante persiguiendo a Indy, o ese cambio entre el ídolo de oro y el saco de arena... y además, acción, misterio, humor... un pasatiempo redondo de lo más satisfactorio y que dio lugar a algunas entregas más de las que hablaremos otro día.

A mi me ha encantado.


jueves, 2 de abril de 2015

I'M STILL HERE

Título original     I'm Still Here: The Lost Year of Joaquin Phoenix
Año     2010
Duración     108 min.
País      Estados Unidos
Director      Casey Affleck
Guión      Casey Affleck, Joaquin Phoenix
Fotografía      Magdalena Górka
Reparto      Joaquin Phoenix, Antony Langdon, Carey Perloff, Larry McHale, Casey Affleck, Sean 'P. Diddy' Combs, Ben Stiller
Productora      Magnolia Pictures / They Are Going To Kill Us

Joaquin cuando le dio por el cante jondo.
Amigos de los mockumentarys, estáis de suerte, porque hoy traigo uno de los más sonados de los últimos tiempos.

En pleno proceso... "creativo"
La cosa va de Joaquín Phoenix haciendo de Joaquín Phoenix perdiendo la cabeza, liándola parda en cada aparición televisiva, poniéndose hasta las patas de tó, descuidando su aspecto e intentando dedicarse a lo que más le mola en este mundo: sacar un disco de rap que es una puta mierda.

Pues bien, todo esto lo rodó Casey Affleck en forma de falso documental, aunque hay que decir que mientras se estuvo rodando, Joaquín se metió mucho en el papel montando el número en las entrevistas en televisión y apareciendo en las noticias de medio mundo como "el actor que perdió la cabeza y que ahora se dedica a la música". Y eso lo hizo de puta madre, engañó a todo el mundo y había debates sesudos sobre cómo había tirado su carrera, y bla bla bla... y en el fondo se estaba riendo de todo el mundo.

Yo, querid@s amig@s no empaticé en ningún momento con esta propuesta que me pareció una... como decirlo... una soberana gilipollez.

Cuando se estuvo rodando, supongo que tendría su gracia, y ellos se lo pasarían de putifá tomándole el pelo a todo el mundo (especialmente a Puff Diddy, quien se tragó el anzuelo, el sedal, la caña, y un brazo del pescador), pero yo me aburrí sobremanera.
Joaquin, echándose un socarrao
Tengo que reconocer que también tiene algún momento divertido y crápula.

Para mi lo mejor fue ver los entresijos del mundo del famoseo en general y de Hollywood en particular con algunos de la farándula pasando de él cuando va hecho un gorrino y otros que intentan ayudarle.  

Y sobre todo el éxito que tuvo Joaquin Phoenix convenciendo a todo el Star System de que había perdido la chaveta, siendo parte de un guión planificado. Aunque con las "ayuditas" que tenía, debió ser uno de los mejores papeles de su vida.
Se ha producido un error en este gadget.