viernes, 27 de septiembre de 2013

BLACK MIRROR. 2ª temporada

Título original    Black Mirror
Año    2013
Duración    42-48 min.
País  Reino Unido
Director    Charlie Brooker (Creator), Owen Harris, Bryn Higgins, Carl Tibbetts
Guión    Charlie Brooker
Música    Vince Pope
Fotografía    Gustav Danielsson
Reparto        Hayley Atwell, Domhnall Gleeson, Claire Keelan, Sinead Matthews, Flora Nicholson, Daniel Rigby, Chloe Pirrie, Jason Flemyng, Tobias Menzies, Christina Chong, James Lance, Lenora Crichlow, Michael Smiley, Tuppence Middleton, Ian Bonar, Elisabeth Hooper
Ni a estas horas me dejan en paz los del Whatsapp. Mátenme.
Los que ya lleven un tiempo pasando por aquí recordarán la entrada que dediqué en su día a la primera temporada de esta serie. Aquí está el enlace por si queréis refrescar la memoria o por si no lo habéis visto aún:

BLACK MIRROR 1ª TEMPORADA

Pues bien, esta segunda temporada al igual que la anterior, consta únicamente de tres capítulos de aproximadamente cuarenta minutos. Idependientes unos de otros argumentalmente (incluso cambiando directores y actores, salvo el creador, Charlie Brooker) aunque con un hilo común: la crítica social que contiene.

El aire que tiene es una especie de futuro cercano, donde la tecnología ha ido un paso más allá de lo que conocemos ahora y está (más aún) integrada en la forma de vida. Me gusta ese toque futurista y próximo.

Y ésta de nuevo va dirigida contra nuestro sistema consumista, contra el aborregamiento, contra las redes sociales, contra la política avarienta, contra el poder unitario y el pensamiento cuadriculado. El título de la serie se refiere al espejo negro en que todos nos vemos reflejados a todas horas, ordenadores, televisión, tablets, móviles, pantallas publicitarias y demás tecnología que ha invadido nuestras vidas y sin la cual ya no sabemos vivir, desgraciadamente.

Waldo (pero no Geraldo Faldo)
Ahora mismo vuelvo: El primero de los tres capítulos trata del dolor de la pérdida de un ser querido y las consecuencias de su sustitución por algo no tan humano.

El momento Waldo: El segundo de los mismos trata del control de masas a través de unos planes tan simples como efectivos. De cómo se usan esos medios para conseguir fines, en este caso políticos, y como éstos nos manejan a su antojo.

Oso Blanco: El tercero es el que más me ha gustado. Una chica despierta en una casa vacía y no recuerda absolutamente nada, ni siquiera quién es o qué hace allí. Al salir a la calle descubrirá que hay unas personas extrañas que la siguen y la intentan grabar con sus móviles, pero no sólo llevan cámaras, hay alguno que llevan armas, y ella no sabe nada, sólo que tiene que correr si quiere conservar la vida...
Dejad los móviles y decidme dónde hay un baño!!!!
Una vez más la calidad de las series británicas se pone de manifiesto, y deja bien a las claras que a día de hoy nadie les echa la pata en cuanto a imaginación, originalidad, transgresión y buena factura técnica.

Para los que no conozcáis la serie y tengáis una mente inquieta y os pique la curiosidad, os recomiendo que empecéis por la primera (se ve en tres ratos), a los que aún no hayáis visto la segunda, animaos que sigue los rastros de la primera, y para los que ya las hayáis visto, qué os ha parecido?

Una vez escrito ésto, voy a ponerme mi casco de cartón forrado con papel de plata. Nunca se sabe quién te lee el cerebro.

5 comentarios:

  1. jejjeje Ya sabía yo que te gustaba Cate Blanchett, que te gustaba como mujer; porque es una señora, hecha y derecha!
    - No he visto nunca este serie, y de hecho no creo que lo haga; aunque, he oído hablar de ella, y sale Hayley Atwell, actriz británica muy prometedora y que me gusta.

    Un saludoOo enorme!!

    ResponderEliminar
  2. Buenas!!

    No he visto la serie. Me han comentado que la primera temporada estuvo bien. A ver si algún día saco tiempo y puedo ver la serie.

    Saludos!

    ResponderEliminar
  3. Para mí, el peor el de Waldo, que mira que trata un tema interesante y quizás el que más próximamente nos afecte (si no lo está haciendo ya) pero el desarrollo es fulero y regular. Los otros dos son dos joyas como dos casas de grandes. Quizás el más emotivo es "Ahora mismo vuelvo", pero el que más pendiente te mantiene es Oso blanco (que viene muy bien para cerrar bocas a todos aquellos que piensan lo de "ojo por ojo y diente por diente".

    A ver si no tardan mucho en sacar la tercera temporada.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  4. Tengo apuntada esta serie desde que la recomendaste y no tenía idea de que tuviera segunda temporada. A ver si me pongo pronto con esto porque para cuando me entere ya estarás reseñando la tercera y la cuarta, siempre me pasa.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  5. Parece una buena propuesta, voy a ver las dos temporadas, ya hablaré sobre ella.

    ResponderEliminar

Se ha producido un error en este gadget.