domingo, 24 de enero de 2016

CON LA MUERTE EN LOS TALONES


Título original       North by Northwest 
Año        1959
Duración        136 min.
País        Estados Unidos Estados Unidos
Director        Alfred Hitchcock
Guión          Ernest Lehman
Música          Bernard Herrmann
Fotografía         Robert Burks
Reparto          Cary Grant, Eva Marie Saint, James Mason, Martin Landau, Leo G. Carroll, Philip Ober, Josephine Hutchinson, Edward Platt, Adam Williams, Jessie Royce Landis, Alfred Hitchcock, Edward Binns
Productora           Metro-Goldwyn-Mayer
¿Dices que te gusta el mosto, Evista?
Este año me está saliendo un maíz cojonudo. Verás que cosecha.
Roger Thornhill es un atareado publicista, que por un malentendido es confundido con un tal George Kaplan y dos desconocidos le secuestran y le meten en un coche con destino a una apartada casa, donde hay alguien esperándole...

Hitchcock en esta película demuestra que es un hábil malabarista y prestidigitador, manejando el suspense y la intriga de forma magistral, manteniendo al espectador espectante -valga la redundancia- y desconcertado al principio, pero guiándole hábilmente para ir desentramando la historia de las correrías del bueno de Roger.

Roger, interpretado por un Cary Grant en su punto álgido, tratará de esclarecer su desconcertante situación que ira desembocando que una historia con espías de por medio...
GAZAPO: El niño a la derecha de Eva Marie se está tapando las orejas antes de oir el ruido del disparo.
Rápido, un billete para Cuenca!!
Grant está brillante y con categoría merecida de estrella, formando una buena pareja con la guapísima Eva Marie Saint la rubia que escogió Hitchcock para esta cinta (si hoy se hiciera la película yo elegiría sin duda a Jessica Chastain). Ámbos tienen química y se nota que son actores como dios manda. Hitchcock logró una gran película de suspense con ligeros toques de comedia que contiene algunas escenas tan reconocibles como las de King Kong subiendo rascacielos, Vito Corleone en su butacón o Marilyn entre Lemon y Curtis, vamos, historia de cine. 

Martin Landau de mozo.
Ese Cary Grant huyendo de la avioneta en el maizal ya forma parte del recuerdo colectivo de la época dorada del cine en el siglo pasado.
A mi me ha gustado mucho, aunque se me hizo bastante larga. Dos horas y cuarto son demasiado. Yo le hubiera quitado bastante metraje superfluo.

Ah y resulta curioso ver a un joven Martin Landau en un papel secundario.


Una menos para terminar con la filmografía del genio del suspense.

7 comentarios:

  1. Muy recordada, sobre todo por la escena del maizal y luego la del monte Rushmore. La verdad es que a mí se me hizo un tanto pesada, nunca la he visto entre las mejores de Alfred Hitchcock y si no fuera por las escenas que decía antes dudo que fuese tan memorable.
    Me gustó muchísimo más Atrapa a un ladrón, que está considerada una obra menor de Hitchcock, seguramente porque no tiene ninguna escena espectacular como Con la muerte en los talones. Una pena, porque me parece mucho más divertida y ágil.

    ResponderEliminar
  2. Me encanta Cary Grant, tan elegante y encantador siempre!!!
    - Hace poco que estoy visionando varias cintas de Hitchcock, y... me tiene un poco en dudas! Con alguna me he llevado cierto chasco, esperaba + de un genio de su talla. Pero, era pura elegancia... y sus musas!

    Un saludooOo enorme!!!

    ResponderEliminar
  3. Ui, una de las que tengo pendientes para mi blog. Celebro que te haya gustado :D

    ResponderEliminar
  4. No me hago a la idea de cómo deber ser ver ahora, por primera vez, "Con la muerte en los talones", la he visto tantas veces y desde hace tanto tiempo que pierdo cualquier sentido crítico respecto a ella.

    Bueno, sí, la escena del Monte Rushmore ha envejecido mal, supongo que por esos efectos especiales tan superados a estas alturas.

    Aunque entiendo que para un espectadora moderno pueda resultar algo lenta, a mí me gusta tanto y la conozco tanto que cazar las diferentes partes en algún pase televisivo es todo un dejá vu "Mira, esto es cuando la encuentra en el tren", "Mira, es cuando llega a casa de James Mason", "Ahora es cuando la madre le pregunta a los malos si van a matar a su hijo".

    Escena que por cierto, no me dirás que no es genial.

    pd. Lo del niño no se descubrió hasta que se inventó el vídeo, cuando al gente empezó a poder darle al pause, gracias a Dios, A. H. había muerto, si no hubiera ido a buscar al niño (y al coordinador de extras) para acabar con ellos, porque era un gran perfeccionista.

    ResponderEliminar
  5. Mr. Charly, Hitchcock era un genio, sus peliculas son magistrales, nunca me cansan, las he visto infinidad de veces. Un verdadero maestro del que muchos han aprendido cine. Saludos.

    ResponderEliminar
  6. Me encanta la película. Cary Grant, es un actor que me enamoró. Qué porte y elegancia.
    Saludos!

    ResponderEliminar

Se ha producido un error en este gadget.