domingo, 20 de mayo de 2012

ZEITGEIST

 TÍTULO ORIGINAL     Zeitgeist: The Movie
AÑO     2007
DURACIÓN    
Trailers/Vídeos
118 min.
PAÍS     [Estados Unidos]
DIRECTOR     Peter Joseph
GUIÓN     Peter Joseph
MÚSICA     Peter Joseph
FOTOGRAFÍA     Peter Joseph

"Pensad, Pensad, Malditos"

Esta crítica comienza tomando prestado el título de la película de Sidney Pollack, para ilustrar el sentimiento que produce este documental polémico e incluso prohibido en determinados lugares.

La cinta se divide en tres partes independientes pero claramente en contacto por un hilo conductor: El poder y la manipulación de las masas por éste.

Primera parte: La historia más grande jamás contada.


El tema a tratar en esta parte es el cristianismo y como poco a poco fue adueñándose de tradiciones paganas, transformándolas en propias, así como de ideas e imágenes de otras religiones con las que comparte que un profeta nació de una virgen un 25 de diciembre, con 12 seguidores o hermanos, que resucitó... y de conocimientos astronómicos para profanarlos y adaptarlos a sus creencias más tarde difundidas y protegidas de toda crítica o insubordinación con unas cosas que se inventaron llamadas Las Cruzadas o La Santa Inquisición. Los seguidores de este culto mayoritario no estarán de acuerdo y seguirán diciendo que "los dinosaurios fueron puestos ahí por Dios para probar nuestra fe" (risas)


Segunda parte: Todo el mundo es un escenario.

 


El segundo de los temas a tratar es el 11-S. Casualmente poco antes de ver Zeitgeist, cayó en mis manos otro documental: La verdad sobre las Torres Gemelas, que amplía y analiza más en profundidad ese hecho histórico, aunque las conclusiones son las mismas. Fue otro Pearl Harbour. Hay demasiadas dudas y demasiados pasajes deliberadamente borrosos en todo lo que sucedió en aquel día de septiembre de 2001. Demasiadas cosas raras (los sótanos explosionaron), demasiadas incongruencias (los arquitectos aseguran que las torres estaban preparadas para soportar varios impactos de aviones, y que el acero no se derrite tras unos minutos ardiendo), demasiados enigmas (como 19 islamistas zumbados y casi sin medios organizaron semejante pitote casualmente el día que los radares estaban de simulacros de ataques), demasiados puntos oscuros (el retrasado mental de Bush dando explicaciones vagas y evasivas), demasiadas incógnitas (¿Alguien sigue creyendo que un avión se estampó en el Pentágono? ¿Porqué cayó un edificio aledaño como si fuese una demolición?) y demasiados beneficiados...

Como bien dice el título de esta parte, el mundo es un escenario, donde unos pocos representan unos papeles según sus intereses y los demás nos lo creemos todo a pies juntillas.


Tercera parte: No prestes atención a los hombres detrás de la cortina.



Enlazando con la anterior frase, los hombres de detrás de la cortina son los que llevan manejando los hilos de la humanidad desde hace demasiados años. Estos hombres consiguieron, consiguen y conseguirán manejar el curso de la historia a su antojo y benficio. Estos tipos son los Rockefeller y demás millonetis a los que el resto de la humanidad se la sudamos (y de qué manera). Ellos y sus intereses estuvieron detrás del crack de 1929 -asombroso parecido con la situación actual, después de haber alimentado las ínfulas de la clase media en la bolsa, la dejaron caer para hacerse con el control de innumerables entidades financieras por unos cuantos centavos- y forzar a crear la Reserva Federal a su antojo para después prostituirla y quedarse con el control económico absoluto de la mayor potencia mundial del siglo XX, así como "provocar" la intervención estadounidense en las guerras mundiales con el incidente del Lusitania y Pearl Harbour, dos acontecimientos que lejos de espantar a la sociedad pública (murieron muchos estadounidenses) espolearon a ésta y despertaron sentimientos patrióticos y alistamientos masivos.


Estos movimientos se complementaron con la guerra de Vietnam (una guerra tan innecesaria como alargada artificialmente) y los despliegues yankees en Irak y Afganistán. Algo me dice que los de Iran tienen algo más que la cruz hecha.

De todos estos conflictos, ¿adivinan quién sacó y sigue sacando tajada? Efectivamente los Rockefeller y demás, ya que el país necesita más dinero, creado por la Reserva Federal (organismo autónomo que "presta" el dinero al gobierno) e incentivando el gasto en armamento, contratas, transportes, combustibles... Todo cuadra.

Incluso llama la atención que empresas americanas estuvieran del lado de Hitler cuando éste subió al poder o que hasta llegaron a proporcionarle materias primas (combustible) para que los aviones nazis bombardearan Londres. ¿Y saben qué familia estuvo implicada en eso? Unos tal... Bush.


Bueno tras presentar lo que es el documental en sí, vamos con la crítica personal.

Este documental les puede gustar más o menos, lo pueden considerar con base firme o elucubraciones de unos conspiranoicos... pero da que pensar. Y mucho.

Como bien dicen en la tercera parte, a los gobernantes (gobernantes reales en la sombra, no Obamas, ni Bushes ni Sarkozys, que son títeres a los que se da 15 minutos de gloria) no les interesa una sociedad pensante, no les interesa una sociedad que se cuestione el por qué de las cosas, ni las motivaciones de determinada organización o país. Quieren gente sumisa, que no sea capaz de pensar por sí misma, que siga siempre la senda marcada, gente aborregada que haga las cosas porque sí... Y lo están consiguiendo.



Cada vez la gente es menos consciente de su existencia. Sólo se preocupan de la nueva película de Crepúsculo, del disco de Justin Bieber, del último peinado de Lady Gaga, de los goles de Messi o Ronaldo o de sus redes sociales. Y este es un caldo de cultivo ideal para esos propósitos de los que han provocado tanta muerte, destrucción y pobreza para enriquecerse (no tengan duda que esta crisis viene también de ahí). Quieren auténticos esclavos que tengan que dar varios meses de su salario para pagar hipotecas, prestamos, intereses... que van a su bolsillo y que encima lo hagamos de buen grado.

Debería ser un documental de obligado visionado en institutos y universidades de todo el mundo.

Tras esta crítica y tras mencionar determinadas palabras en este texto, estoy seguro que una alarmita saltará en vaya usted a saber que computadora de los yuesei y añadirán mi nombre, mi IP y todos los datos que tengan a un fichero de sospechosos, potencialmente peligrosos, subversivo o algo así (espero que sea de baja intensidad). Desde aquí saludo a aquel hispano mal pagado que le toque traducir este texto.

Si en un tiempo ven que no actualizo ni respondo, sospechen.

Uy, esperen un segundo que llaman a la puerta dos tipos de negro con gafas de sol. Hola buenas tard....aaaarrggfs.

En serio, ved el documental, reflexionad y decidme si no es para hacer una revolución mañana mismo (aunque seamos demasidado comodones y conformistas para ello).

Aquí les dejo el documental, por si le quieren echar un ojo


14 comentarios:

  1. A la scarlett johansson vas!!. Olvidate de conocerla.
    #4

    ResponderEliminar
  2. MAGNÍFICO este documental. Te hace reflexionar mucho y te quedas con un sabor de boca amargo, y más estando como está la situación actual. Hace ya tiempo que lo vi, y ando con ganas de verme la segunda parte, la verdad. Creo que incluso ya hay una tercera, que según Filmaffinity salió el año pasado.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  3. Tengo que verlo!!
    No sabía de su existencia, pero por lo que he leido me ha encantado.
    Un beso Charly!!

    ResponderEliminar
  4. Esclavos por decisión y hasta quizás por gusto.
    Se hizo una costumbre endeudarse y alimentar el bolsillo de unos cuantos Rockefeller, ¿porqué? tal vez el miedo de probar algo distinto, de decir que no. Como bien dijiste, la gente cada vez es menos pensante y no le interesa plantearse el asunto de la existencia, aceptan lo que esta impuesto ya que es mas fácil vivir de esa manera y así tener tiempo de escuchar el nuevo cd de Lady gaga.
    Hay tanto en que reflexionar que se podrían hacer 10 documentales iguales a estos, pero seguramente pocos lo verían.
    Un saludo y excelente este blogueo!

    ResponderEliminar
  5. no lo conocía, pero es bien cierto que estas cosas se han de ver, por muy crudas que sean.

    ResponderEliminar
  6. Yo lo tengo por ahí en la lista de pendientes, que coincido en lo que dices de 'te puede gustar más o menos, pero te hace pensar'. Algunas veces este tipo de documentales se pasan de conspiranoicos pero no deja de ser sintomático que hayan tantas cosas sospechosas en situaciones que en teoría deberían ser mucho más claras. Luego va a ser culpa nuestra sospechar, faltaba más.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  7. Parece interesante, así que quizás le eche un ojo (aunque últimamente ando un poco vaga para ver documentales).

    Un beso,

    Srta. Kokoro

    ResponderEliminar
  8. Qué barbaridad, que cantidad de películas descubro aquí. Todas me parecen además interesantes.
    Gracias!
    Besos

    ResponderEliminar
  9. Bueno, quizás tanto como para pasarlo en institutos... Su tono conspira-paranoico no creo que sea optimo para esos espacios, de todos modos como bien comentas es un trabajo muy muy muy interesante que cabe recomendar a todos el mundo, no solo esta, si no también sus secuelas (aunque en mayor medida).

    ResponderEliminar
  10. Me gustó mucho. Quizás la parte más interesante sea la del principio cuando disecciona las religiones. También aclara como las guerras siempre se han provocado por motivos económicos. Saludos. Borgo.

    ResponderEliminar
  11. Interesante recomendación, me la apunto ;)

    ResponderEliminar
  12. Leer RITUAL A SATURNO ...saludos

    ResponderEliminar

Se ha producido un error en este gadget.