viernes, 3 de agosto de 2012

BIRD


TÍTULO ORIGINAL     Bird
AÑO     1988
DURACIÓN    
140 min.
PAÍS    
[Estados Unidos]
DIRECTOR     Clint Eastwood
GUIÓN     Joel Oliansky
MÚSICA     Charlie Parker
FOTOGRAFÍA     Jack N. Green
REPARTO     Forest Whitaker, Diane Venora, Michael Zelniker, Samuel E. Wright, Keith David, James Handy, Anna Thomson (AKA Anna Levine)

Charlie Parker cuando fue de gira con El Consorcio, tocando El chacachá del tren.

Hacía tiempo que quería ver una de las pelis de Clint Eastwood como director antes de sus recientes bombazos como Mystic River, Million Dollar Baby o Banderas de nuestros padres, así que me puse a ver ésta, que llegó en 1988.

Y me confirmó que el tito Clint fue, es y será uno de los tipos más grandes en el mundo del cine que ha habido ni habrá.

Cari, eso no es un saxofón, es tu hija.

La historia es la biografía de uno de los más grandes músicos estadounidenses del siglo pasado, el saxofonista de jazz Charlie Parker, contemporáneo de Dizzy Giliespie o Miles Davies, un tipo que desperdició su enorme talento entre los brazos de la heroína, con algún intento de suicidio y que finalmente, con 34 años murió fruto de un colapso viendo la tele (no se sabe si estaba sintonizando Tele 5) en marzo de 1955, dejando viuda y dos hijos pequeños (otra hija había fallecido poco tiempo antes por no haber podido pagar su tratamiento médico).

Y Eastwood dedició rendirle homenaje con esta película, sobre las continuas subidas y bajadas (más bajadas) que tuvo el músico en sus últimos años, una película que rezuma jazz a cada instante, en la que la música es tan importante como los propios actores o el guión. Y hablando de actores, es obligada la mención al actor que da vida al pobre Charles "Bird" Parker, un colosal Forest Whitaker, cuya interpretación solo puede calificarse como magnífica. De lo mejor que recuerdo de este gran actor.

Este Ferrán Adriá cada día hace las tortillas más raras.
El film está bien, y para los amantes del jazz, será una maravilla, pero a mi particularmente es un género que no me gusta, y el saxofón menos todavía.

Pero no por ello dejo de reconocer que me pareció una buena película, (aunque para mi gusto un poco larga) de todo un genio de esto que llaman cine.


5 comentarios:

  1. Yo quisiera verlo todo de Clint Eastwood, es que no sería la primera vez que veo una película suya sobre un tema que no me interesa y termina conquistándome. Así es él, por eso lo amo.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  2. Una maravillosa película. Mi padre que fue músico con la Orquesta Florida decía que era la mejor película sobre jazz de la historia. Abrazos. Borgo.

    ResponderEliminar
  3. Aunque no me interesa el tema a priori, me gusta Eastwood y creo que Whitaker es un gran actor, por lo que tomo nota. Gracias, Mr. Hell :)

    Srta. Kokoro

    ResponderEliminar
  4. ese toque de eastwood y la musicaaaaaaaa!!!

    ingredientes geniales. oye tu debes ser muy interesante en charla



    :)

    ResponderEliminar
  5. Llego aquí usando el buscador de google, que ya te vale.

    Entiendo que si no eres aficionado al jazz, la película pueda resultarte lenta (los números musicales serían prolongaciones), aunque los amantes del jazz consideremos esos números absolutamente necesarios y, es más, incluso cortos.

    Forest Whitaker clava al personaje. Es el bird, el auténtico Charlie Parker, tal y como cualquiera de nosotros podría habérselo imaginado.

    ResponderEliminar

Se ha producido un error en este gadget.