martes, 5 de agosto de 2014

TEEN WOLF


Título original   Teen Wolf
Año   1985
Duración    95 min.
País    Estados Unidos
Director    Rod Daniel
Guión    Joseph Loeb III & Matthew Weisman
Música    Miles Goodman
Fotografía    Tim Suhrstedt
Reparto    Michael J. Fox, James Hampton, Susan Ursitti, Jerry Levine, Lorie Griffin, Matt Adler
Productora    Metro-Goldwyn-Mayer
Diego el Cigala, unas horas antes de ir por decimonovena vez a El Hormiguero
Pau Gasol haciendo un mate en sus años mozos
 Scott es el típico chaval de instituto americano que ni chicha ni limoná, juega al baloncesto y juega de Ala.... de Ala a por el botijo hermoso que así no estorbas. Las churris también pasan de él, sobre todo la jefa de las animadoras que es la que le mola, y como no podía ser de otra forma hay una a la que le hace tilín pero el está embobao perdío en la otra que además es una gilipollas del 15.

McFly pensando si volver atrás en el tiempo para tirar de 3
Pero... ah copón. Resulta que un día descubre que le está saliendo más pelo que a Tony El Gitano y que se está convirtiendo en un gatico... no, en un perrete... no, en un lobo, y duda entre dedicarse a anunciar el turrón El Lobo o usar sus habilidades lobeznas para jugar al baloncesto, y como la oferta de los turrones no le terminaba de cuajar, se pone a hacer mates, a tirar triples como si no hubiera mañana. Y lejos de afeitarse, el tío guarro va por ahí con las greñas al instituto y a todos lados y en lugar de suscitar curiosidad o miedo, lo que pasa es que se vuelve popular (siguiendo los pasos de Tony El Gitano como véis) y un poco gilipollas también porque se le sube la fama a la cabeza.

Su padre, un gafillas de estos apocopaos, resulta que sabía lo del muchacho porque él también es un hombre lobo pero no le dijo nada, esperando que lo del pelo fuera una reacción alérgica a la mortadela de pavo o a las nueces de macadamia y al final era una herencia familiar, que como no tenía tierras ni ná, fue y le dejó una maldición peluda.

Los ochenta en USA hicieron mucho daño
Pues apenas tenía recuerdos de esta peli mítica de los ochenta. Y me arrepiento de haberla vuelto a ver porque me ha parecido muy por debajo de la media del cine de entretenimiento de la época, aunque entiendo que a mitad de los ochenta ver a un hombre lobo jugando al baloncesto debía ser una revolución, igual que lo es ahora haber visto a falete tirarse a una piscina en bikini.

Luego hubo una serie de dibujos basado en esta peli que daban los sábados por la mañana dentro de La bola de Cristal y que un servidor se levantaba religiosamente a ver mientras desayunaba en pijama.

Para nostálgicos de los ochenta con muchas tragaderas.

10 comentarios:

  1. Ésta sí la he visto... Pero no son temas de mi interés, la verdad...
    El actor es muy versátil, eso sí. Y a los adolescentes les gustan este tipo de películas.

    Un beso de cine, amigo. O dos.

    ResponderEliminar
  2. Tú lo has dicho, para nostálgicos. A mí, aún me divierte. Michael J. Fox siempre me cae simpático. Lo que no recordaba era la serie de dibujos animados. Mejor dicho, la había olvidado porque sí la había visto. Abrazos Charly, me gustan estos recuerdos de nuestros fabulosos ochenta!

    ResponderEliminar
  3. La de veces que he visto la peli. Me encanta. Michael J. Fox, un actor que marcó toda una generación. Me parece muy entrañable. He visto todas sus pelis.

    Un saludo!

    ResponderEliminar
  4. Moviditos años 80. Me encantan todas las películas que me recuerden a mi infancia...y Michael J. Fox lo hace y para colmo sus películas me encantaban...como no, ésta es una de ellas, aunque los efectos del pelo y eso fuesen de lo peor...pero la película era buena y con un trasfondo educativo.

    Kiss

    ResponderEliminar
  5. Además de la serie hicieron alguna secuela, pero ya sin Michael J Fox.
    Ya cuando la vi de pequeña no me pareció de las mejores y tiene pinta de haber envejecido malamente, pero las pelis de Michael J Fox y de instituto de los 80 tienen siempre encanto.

    ResponderEliminar
  6. Jajaja, yo nunca me la perdía cuándo la ponían en la televisión, y la serie mucho menos, me tragaba todos los capítulos religiosamente.

    Que recuerdos...

    Abrazos.

    ResponderEliminar
  7. No recuerdo la serie de dibujos, y eso que yo también era de las que veía La Bola de Cristal con gran fervor.

    La peli sí la vi y realmente no tengo gana alguna de repetir.

    Solo recuerdo que, además de sorprenderme su éxito cuando se convertía en perrete, o lobete, o lo que fuera, me llamaba mucho la atención que escogieran que jugara, precisamente, al baloncesto siendo tan bajito el chico.

    ResponderEliminar
  8. Oh! que tiempos aquellos!!!! jajajaja
    :) ya páaron como 2 décadas cuando vi esa peli que me parecdió bueniiisima al menos a mi me entretuvo y era encantadora
    no creo si era la historia o el j. fox que perfilaba ;)

    ResponderEliminar
  9. Sí, para muy pero que muy nostálgicos. Desde luego esa película no creo que pase a la historia del revival licántropico de los ochenta como "Un hombre lobo americano en Londres", eso ya eran palabras mayores.
    Es más, ni siquiera me pareció entretenida en su momento.
    Saludos. Borgo.

    ResponderEliminar
  10. ¿Había una serie animada de esto? Pues mira que yo también era de Bola de Cristal y no lo recuerdo.

    La peli... uf.

    ResponderEliminar

Se ha producido un error en este gadget.