miércoles, 17 de julio de 2013

TRAIDOR EN EL INFIERNO

TÍTULO ORIGINAL     Stalag 17
AÑO     1953
DURACIÓN    
120 min.
PAÍS    
[Estados Unidos]
DIRECTOR     Billy Wilder
GUIÓN     Billy Wilder & Edwin Blum (Teatro: Donald Bevan & Edmund Trzcinski)
MÚSICA     Franz Waxman
FOTOGRAFÍA     Ernest Laszlo (B&W)
REPARTO     William Holden, Don Taylor, Otto Preminger, Robert Strauss, Harvey Lembeck, Richard Erdman, Peter Graves, Neville Brand, Sig Ruman, Michael Moore, Peter Baldwin, Robinson Stone, Robert Shawley, William Pierson
Los prisioneros imitando a... Chaplin :p
En plena segunda guerra mundial, en un campo de prisioneros, tratan de sobrevivir un grupo de sargentos norteamericanos, más o menos organizados hasta que descubren que los alemanes saben de sus pasos y sus planes de huida con demasiada antelación...

Y seguimos poco a poco con la filmografía del gran Billy Wilder, esta vez con una de sus películas menos conocidas y de nuevo el director vuelve a sacar petróleo de una situación donde apenas podría esperarse encontrar lugar para un humor marca de la casa, un humor socarrón y elegante pese a la tragedia de trasfondo. Especialmente entre los prisioneros, en su día a día y su relación con el general nazi encargado del campo, que si dejar de ser el mandamás, tiene una relación casi amigable y paternalista con bromas incluidas con ellos (Con imitaciones de Clark Gable o James Cagney incluídas).
A falta de chicas, buenas son pelucas. Que se lo digan al zombi que viene por detrás
El director de nuevo logra que el espectador se sienta cómodo dentro de una situación incómoda como es un campo de concentración (aunque era un campo de oficiales, donde las condiciones eran mucho mejores que en otros similares) y lo hace con un tono amable y unos personajes simpáticos que hacen que las dos horas se pasen volando gracias a un guión bien tejido intentado adivinar quién será el traidor en el grupo con buen manejo de la tensión.

William Holden (Grupo Salvaje, El puente sobre el Río Kwai) conisguió un oscar gracias a su papel protagonista en esta cinta.
Están tarareando algo de Jose Luis Perales, seguro.
De nuevo, un acierto de uno de los mejores directores de la historia del cine.

Ah, y tenemos otra lección de traducción en el título: Stalag=Traidor y (ahora viene lo bueno) 17=En el infierno. Hasta la próxima, adiós, adiós, hello, hello.


4 comentarios:

  1. La película es una pasada. ¿Qué estás haciendo, un ciclo de Wilder? Un genio.

    Lo del tema de las traducciones... uffff. Rosemary's baby (no lo traduzco, spoiler, jajaja).

    ResponderEliminar
  2. No la he visto, no me llama mucho el argumento, la verdad.

    Chaplin dijo una vez que Hitler le había copiado el bigote ;P

    ResponderEliminar
  3. Yo digo que es una burla a hitler¡

    ... ?P

    ResponderEliminar
  4. Por extraño que parezca esta película me la pusieron en un tren (en vez de la típica "Cartas a Julieta" o algo incluso peor).

    Así que me pareció la mejor película de la historia, como poco. Vista después, me di cuenta de que los personajes "cómicos" (el zombi y su amigo) me sacan de mis casillas, pero en general, es una película realmente recomendable.

    Recuerdo aquella frase del principio, cuando explica que es un barracón de sargentos y que un grupo de sargentos, precisamente conviviendo...

    pd. No sé si lees estos comentarios "antiguos", la verdad.

    ResponderEliminar

Se ha producido un error en este gadget.