martes, 18 de febrero de 2014

EL CREPÚSCULO DE LOS DIOSES

Título original   Sunset Blvd. (Sunset Boulevard)
Año   1950
Duración   110 min.
País   Estados Unidos
Director   Billy Wilder
Guión   Charles Brackett, Billy Wilder, D.M. Marshman Jr.
Música   Franz Waxman
Fotografía   John F. Seitz (B&W)
Reparto   William Holden, Gloria Swanson, Erich von Stroheim, Nancy Olson, Fred Clark, Jack Webb, Lloyd Gough, Cecil B. DeMille, Hedda Hopper, Buster Keaton, Anna Q. Nilsson, H.B. Warner, Franklyn Farnum
Productora   Paramount Pictures. Productor: Charles Brackett
Un mosto por favor!!!

Cari, eso que noto... ¿es el mechero o es que te alegras de verme?
Un guionista de Hollywood de medio pelo malvive escribiendo guiones mediocres y escapando de los acreedores. Por accidente acaba en una antigua mansión que cree abandonada. Pero allí encuentra a Norma Desmond, una antigua actriz de cine mudo que vive con la única compañía de su mayordomo Max, una actriz a la que el cine sonoro ha pillado a contrapié, superada por los tiempos, una vieja gloria, una rutilante estrella de capa caída y en franca decadencia que verá en la aparición de Joe una oportunidad de revivir no sólo su carrera, sino su esplendorosa y pasada vida...

De nuevo Wilder y de nuevo una auténtica obra maestra que contemplar, una verdadera película que admirar y que figura en los altares de la historia del cine.

Brackett, Marshman Jr y el propio Wilder crearon un guión brillante, espléndidamente sólido y bien dirigido, recreando las entrañas del espectáculo en torno al mundo del cine, las grandezas y sobre todo las bajezas, una radiografía de los excesos y las vanidades de estrellas que no asumían su propia caída.

Amparo!! Tas fumao un porro?
Gran parte del éxito de esta cinta también hay que reconocérselo a los actores y a quien quiera que fuese la persona encargada de elegirlas. Por un lado tenemos a William Holden, serio, sobrio, bien plantado (recibió una nominación al oscar). Y sobre todo Gloria Swanson absolutamente perfecta en su papel de estrella acabada y excesiva en todos sus aspectos, con sus miradas, sus gestos, sus ademanes de diva trasnochada...

También es una sorpresa ver a Buster Keaton o al mismísimo Cecil B. Demille haciendo de sí mismo y reicbiendo la visita de Norma en un día de rodaje.

Una maravilla de película sobre el propio cine, y otro clásico imperecedero que puedo tachar de mi lista no sin antes recomendarla a todos los amantes del cine.

Como dice Norma Desmond: ¡Mire a los ejecutivos! Han matado a todos los ídolos, a Fairbanks, a Gilbert, a Valentino. ¿A quién tenemos ahora? A unos don nadie"

10 comentarios:

  1. Creo que la he visto, pero no recuerdo absolutamente nada (normal en mi) asi que si es tan buena debe ser vista de nuevo xD
    Besos!

    ResponderEliminar
  2. No suelen gustarme las pelis de cine dentro del cine, pero tiene buena pinta, a ver si soy de capaz de encontrarla por ahí.

    ResponderEliminar
  3. Menudo peliculón has ido a elegir! Desde que la vi me dejó impactada, es que es grande la mires por donde la mires!
    Sin duda alguna una de mis preferidas y seguro que de las tuyas, también :)

    Un beso!

    ResponderEliminar
  4. Esta peli es un clasicazo de los que hay que ver por obligación, pero claro a mí nunca me obligaron así que no la he visto jajaja
    some day no muy lejano!

    ResponderEliminar
  5. ¡Qué decir! Posiblemente, una de las mejores películas de la historia del cine.

    PD. Tal vez que me estoy quedando corto.

    ResponderEliminar
  6. Fantástica película. Sino mal recuerdo en su momento leí que el papel de Norma Desmond estuvo en pláticas para ser representado por varias otras actrices que lo rechazaron o que no terminaron de convencer. Seguro fue para mejor porque Gloria Swanson está inmejorable.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  7. una de las JRANDES, mira que me gusta Wilder pero es que en esta es que se salió

    ResponderEliminar
  8. Es una obra maestra sin paliativos donde Wilder exhibe como director lo mejor de sí mismo y además está rodeado de grandes actores. Algunas veces me pregunto qué hubiera sido de la película si hubiera comenzado tal y cómo quería Billy Wilder, con el escritor de guiones muerto, hablando con el resto de habitantes de la morgue. Exhibió este principio en una sala de cine con unos pocos espectadores que, nada más verlo, abandonaron la sala. Muy curioso.

    ResponderEliminar

Se ha producido un error en este gadget.