jueves, 6 de febrero de 2014

HOUSE OF CARDS

Título original   House of Cards (TV Series)
Año   2013
Duración   50 min.
País   Estados Unidos
Director   Beau Willimon (Creator), David Fincher, Joel Schumacher, James Foley, Allen Coulter, Carl Franklin, Charles McDougall
Guión   Beau Willimon, Kate Barnow, Sam Forman (Novela: Michael Dobbs. Remake: Andrew Davies)
Música   Jeff Beal
Fotografía   Eigil Bryld
Reparto   Kevin Spacey, Robin Wright, Kate Mara, Corey Stoll, Michael Kelly, Reg E. Cathey, Sakina Jaffrey, Kristen Connolly, Sebastian Arcelus, Boris McGiver, Constance Zimmer, Jayne Atkinson, Michael Gill, Dan Ziskie, Elizabeth Norment, Reed Birney, Kevin Kilner, Francie Swift, Karl Kenzler, Chuck Cooper, Maryann Plunkett, Chance Kelly, Rachel Brosnahan, Sandrine Holt, Mahershala Ali, Gerald McRaney
Productora   Netflix / Media Rights Capital / Panic Pictures / Trigger Street Productions
Si le ponemos un doble al Levante-Celta, podemos pillar 12 en la quiniela
Frank Underwood es un congresista manipulador y sibilino que ansía la Secretaría de Estado y para ello no dudará en jugar sucio, pero siempre con su mejor sonrisa. El tío es una piraña política que usa a la gente a su antojo, que eleva y destruye a otros colegas como si fuesen marionetas y siempre mirando por sus intereses. Frank manipulará a todo aquel que esté a su alrededor, incluido el presidente o la opinión pública, y se da cuenta del poder de los medios de comunicación y la importancia de tenerlos de su lado ya sea con amenazas, con falsas promesas o con sexo... y todo ello con una naturalidad pasmosa, como el que va a comprar el pan.
Kate poniéndose cómoda para hablar con el senador
Pues esta serie fue una gran sorpresa para mi porque la empecé a ver si mucho convencimiento. Me esperaba una serie densa y pesada sobre tejemanejes políticos, pero qué va. El guión es muy ágil y las intrigas políticas están hábilmente tejidas de manera que uno no puede dejar de estar hipnotizado por el carisma del cabronazo de Frank (Spacey) y sus hábiles maneras de seducir a todo aquel del que puede sacar algo. La mujer de Frank (Wright) no es tonta y sabe el terreno que pisa pese a trabajar en proyectos de desarrollo en el tercer mundo y demás. A su vez el congresista congeniará con una joven periodista (Mara) para filtrarle cosas de su interés, aunque ella también tratará de sacar tajada de esa relación simbiótica.
(Qué coñazo de discurso churri, vámonos ya)
Pues la trama política mola, los actores lo hacen bastante bien (tremendo Spacey) pero también da miedo porque todo huele a demasiado real, a cosas que realmente estén pasando en estos momentos, luchas de poder entre tipos encorbatados a los que los ciudadanos se la sudamos, sólo miran por su propio beneficio y sus ansias de poder y todo se mueve por avaricia, devolución de favores, secretos, traiciones...

Muy interesante.

7 comentarios:

  1. Uf, yo es que no sé si tengo demasiadas luchas de poder y tensiones políticas con "Juego de tronos".

    Me encanta Kevin Spacey, eso sí, y si dices que se sigue fácilmente y no es liosa la apuntaré.

    ResponderEliminar
  2. La tengo en espera...pero estoy deseando verla

    kiss

    La Estupenda

    ResponderEliminar
  3. Pufff no se yo, demasiados escándalos reales como para ver también ficticios, aunque con todas las críticas positivas que tiene tengo ahí el gusanillo de ver el piloto...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues mira, aquí puedes ver el piloto:

      http://www.f1fanatic.co.uk/wp-content/uploads/2010/09/ItalianGrandPrix40.jpg

      :p

      Eliminar
    2. jajajaja con pilotos así una no se podría despegar de la pantalla, que ímpetu! xD

      Eliminar
  4. mmmmmm yo creo que he visto algún capi, me suena que cambiando de canales me lo he encontrado y he seguido viéndolo, eso sí, algunas cosas no me enteraba... No la descarto para nada xD

    ResponderEliminar
  5. Le traigo ganas, pero como suele sucederme con las series, probablemente deje pasar un bueeeeen tiempo antes de ponerme a verla :/

    ResponderEliminar

Se ha producido un error en este gadget.