domingo, 15 de junio de 2014

DESAFÍO TOTAL

Título original        Total Recall
Año            2012
Duración        121 min.
País            Estados Unidos 
Director        Len Wiseman
Guión            Kurt Wimmer (Historia corta: Philip K. Dick)
Música            Harry Gregson-Williams
Fotografía        Paul Cameron
Reparto            Colin Farrell, Kate Beckinsale, Jessica Biel, Bryan Cranston, Bill Nighy, John Cho, Bokeem Woodbine, Steve Byers, Will Yun Lee, Currie Graham, Brooks Darnell
Productora        Columbia Pictures / Original Film
Los de la Teletienda no paran de sacar trastos inservibles
En un futuro cercano, un tipo vive su aburrida vida y decide ir a una agencia donde implantan recuerdos a la gente para hacer su existencia un poco más entretenida, y cuando Douglas va para evadirse de su gris existencia, algo sale mal y descubre que su sueño de ser un superespía de la resistencia antidictatorial es asombrosamente real...

Una vez más, como viene siendo costumbre ultimamente en Hollywood, la escasez de ideas lleva a los grandes estudios a hacer remakes de pelis exitosas, y en este caso, le tocó a la película de 1990 dirigida por Paul Vehoeven.

Kate va como... como.... como un pepino
Y en comparación, esta nueva versión, sale perdiendo, porque lo único en que destaca sobre la original, es en la consiguiente actualización visual con efectos digitales muy logrados, pero en el resto, es una peli sin alma que en mucha parte de su metraje, divaga y se limita a lavarle la cara a su predecesora, con poquita innovación.

 
Los actores ponen ganas, como Farrell, pero no se atisba nada del carisma del chuache repartiendo estopa entre las tropas del gobierno, con aquellos efectos especiales tan inocentes como encantadores para la época. El resto de reparto, pues ni fu ni fa.
Tienes los riñones helaos, Mariángeles.
Son dos horas de penalidades, de las que no se entiende el porqué de su existencia, y los intentos por parecerse un poco a Blade Runner, son más bien inútiles. También hace guiños a momentos icónicos de la cinta protagonizada por Schwarzenegger, pero sin ninguna gracia ni ná.

Walter White era muy diferente antes de dar clases de química
Un blockbuster de consumo rápido, hecho única y exclusivamente para que los productores sean un poco más ricos a costa de la falta de originalidad.

Lo mejor: Ver a Bryan Cranston, siempre es un placer disfrutar de ese pedazo de actor.

Lo peor: Casi todo, incluyendo ver a Bryan Cranston, que últimamente sale en todo lo que aparece en carterla con poco discernimiento de papeles (se entiende, está disfrutando de su momento). Ah y unos reflejos muy parecidos a los de J. J. Abrams en Stark Trek.

Una peli bastante deficiente.

11 comentarios:

  1. A Bryan Cranston se le perdona que haga pelis patateras: la gloria le ha llegado demasiado tarde y tiene que aprovecharla.

    Gracias por ahorrarme una peli de tiempo que tiré a la basura :P

    ResponderEliminar
  2. A mí tampoco me gustó nada. Ni los actores ni la nueva versión. NADA.

    Kiss

    ResponderEliminar
  3. Lo bueno de la original es que no se la podía tener en serio y eso te hacía pasar un rato fabuloso. ¿Qué tiene pues de interesante esta revisión? Nada.

    Un abrazo. ;)

    ResponderEliminar
  4. Vi un poco de la peli, pero me aubrrí tanto, que deje de verla.

    Un besito.

    ResponderEliminar
  5. me vas a tirar de jitomatazos!!!! jajajajaja pero asi deficiente me entretiene farrel.

    ResponderEliminar
  6. Lo siento pero voy a decir un topicazo: "Un remake innecesario". Pues eso. Farrell hace lo que puede por levantar la función, eso sí.
    Saludos. Borgo.

    ResponderEliminar
  7. La vi. Ni fu, ni fa, aunque no me pareció tan mala como todos decían. Tampoco es que le tuviera mucho cariño a la de Schwarzenegger. Es entretenidilla, me pasó algo parecido cuando vi la nueva versión de Robocop.

    ResponderEliminar
  8. No me van para nada este tipo de películas!!!! La que sí tengo que ver es "Las tortugas también vuelan", una cinta con toques sociales; siempre es 100% recomendable!!

    Un saludoOo enorme!!

    ResponderEliminar
  9. Lo dije en el blog de Doctora y me voy a repetir: cuando vi que estrenaban esta película pensé "La otra me gustó ¿para qué voy a ver esta? ¿para detestarla?"

    Además, no soy fan(s) de Shopenhauer pero menos aún de Colin Farrell poniendo cara de duro (a la par que desaseado).

    ResponderEliminar
  10. No la he visto, entre otros motivos, porque me parece innecesaria.

    ResponderEliminar
  11. Más mala que el copón. Me convencieron para verla y... Qué mierda.

    ResponderEliminar

Se ha producido un error en este gadget.