miércoles, 18 de junio de 2014

NAVES MISTERIOSAS

TÍTULO ORIGINAL     Silent Running
AÑO     1972
DURACIÓN     89 min.
PAÍS     [Estados Unidos]
DIRECTOR     Douglas Trumbull
GUIÓN     Deric Washburn, Michael Cimino, Steve Bochco
MÚSICA     Peter Schickele (Canciones: Joan Baez)
FOTOGRAFÍA     Charles F. Wheeler
REPARTO     Bruce Dern, Cliff Potts, Ron Rifkin, Jesse Vint, Steven Brown, Larry Whisenhunt, Cheryl Sparks, Mark Persons
¿Echamos un mus?
En un futuro no muy lejano, la especie humana nos hemos cargado el planeta, y una nave está por el espacio con las últimas plantas de la Tierra, con la misión de conservarlas. Pero cuando sus cuatros tripulantes reciben la orden de destruirlo todo, entonces uno de ellos decide rebelarse y cuidar las plantas junto con tres robots.

Algo me dice que esta película surgió poco después de 2001 Una odisea en el espacio: la soledad del hombre espacial, la relación con las máquinas...

... pero con un resultado bastante distinto. Si la película de Kubrick marcaba una época, esta pasó sin pena ni gloria y apenas es conocida. Y merecido se lo tiene, porque su calidad es más que cuestionable.
Fernando Alonso parando en boxes y los mecánicos sin llegar
Desde un resparto de desconocidos (salvo el protagonista es Bruce Dern, padre de Laura Dern y nominado a un Oscar por El Regreso), hasta unos efectos especiales cuya calificación podría ser de "inocentes", pasando por un montaje bastante mejorable o una musiquilla a lo Joan Baez que el director supuso que estaría sonando en todas las emisoras de Saturno.

Este tipo de productos es ideal para siestas. Si tienes sueño te puedes dejar vencer fácilmente y no te queda el sentimiento de culpa de estar perdiéndote algo interesante. De hecho yo la puse un día después de comer y dicho y hecho: a los 6 minutos estaba frito. Luego la retomé y me volví a quedar sopas. A la tercera fue la vencida.

Pensáoslo dos veces antes de darle al Play.

8 comentarios:

  1. Pues lo cierto es que el título me sonaba, me gustaría saber por qué.

    Buscaba en el reparto un nombre semi-conocido además de Bruce Dern y efectivamente, no hay ninguno, pero ahora sé que me quiero apellidar Whisenhunt

    ResponderEliminar
  2. La vi hace tiempo y casi no la recuerdo. Lo que me he reído con el pie de foto: "Fernando Alonso parando en boxes y los mecánicos sin llegar". Sencillamente genial.

    ¡Saludos!

    ResponderEliminar
  3. O sea que la peli va de un astronauta haciendo de jardinero... qué interesante

    ResponderEliminar
  4. ¡¿Si?! ¡Yo siempre la he tenido en mi lista de películas que debo ver! De hecho está considerada una cinta de culto, que aunque como bien indicas pasó sin pena ni gloria por los cines, con el tiempo ha ido ganando muchos seguidores... Vaya... ahora me lo tendré que pensar dos veces antes de verla...

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  5. No me van las pelis fantásticas, pero contigo se me hacen amenas.

    Un beso espacial ( o dos).

    ResponderEliminar
  6. No me van naaada estas películas!!!!! Y ya con lo que has puesto, no la veré ni en broma! jajjaja
    - La que sí que tengo ganas de ver es "La vida de Adéle", me come la curiosidad muy, mucho, la verdad!

    Un saludoOo enorme!!!

    ResponderEliminar
  7. jajaja ultimamente me parece que nos das una muestra cinematográfica de lo absurdo y lo kitsch.
    jaja

    ResponderEliminar
  8. Hombre, tiene su puntito. El final está chulo y esas cosas, y aún me acuerdo de la carrerita que se daba el prota (ese sí es bastante penoso) en una especie de cochecito de golf llevándose por delante unos cuantos bidones vacíos. Mola el mensaje, que aunque nos pueda resultar muy ingenuo en nuestros días, tiene su justificación histórica.

    ResponderEliminar

Se ha producido un error en este gadget.