jueves, 12 de marzo de 2015

CAMINO


Título original     Camino
Año      2008
Duración     143 min.
País     España
Director     Javier Fesser
Guión      Javier Fesser
Música     Rafa Arnau, Mario Gosálvez
Fotografía      Alex Catalán
Reparto     Nerea Camacho, Carmen Elías, Mariano Venancio, Manuela Vellés, Ana Gracia, Lola Casamayor, Lucas Manzano, Juanma Lara, Pepe Ocio, Claudia Otero, Jordi Dauder, Emilio Gavira, Miriam Raya, Jan Cornet
Productora     Películas Pendelton / Mediapro
Nerea, tan bonica ella como Camino.
Camino es una niña de 11 años a la que le pasan dos cosas diametralmente opuestas: se enamora de un niño y le diagnostican un cáncer, con todo lo que ello conlleva.

Camino y su churri
Pues resulta que esta película de Javier Fesser (El milagro de P. Tinto) está basada en la historia real de una niña llamada Alexia que falleció en 1985 y que a día de hoy parece ser que está en proceso de beatificación.


La cinta es a ratos un tanto infantil con cierto toque emilioaragonesco, aunque sólo al principio de la misma, no desesperarse. A ratos también durilla como el momento operación.

La mano del director se nota y deja su sello personal en determinados personajes y escenas. Además utiliza bien el recurso de los sueños de la niña, que sueña con cosas propias de su edad y de su inocencia. Es una dualidad entre un cuento infantil de amoríos infantiles y la crudeza de una enfermedad devastadora en una pobre niña.

En cuanto a la duración, la verdad es que le sobra un buen rato de película que podría salir de unos cuantos momentos insustanciales que no van a ningún lado.
Manuela Vellés también sale haciendo de hermana de Camino
La elección de Nerea Camacho en el papel de Camino me pareció acertadísimo, porque la joven se marcó un papel totalmente creíble como inocente niña pija, repipi, bien educada para aguantar "lo que Dios nos mande" en el seno de una familia del Opus Dei.

Pues es sabor de boca como película no está mal, aunque lo que más me gustó fue la crítica feroz a la Iglesia y sobre todo a esa pseudo-secta. Ah, y tiene un final emocionante y todo.

La pobre pasando lo peor de su enfermedad
Y es que Fesser le da un elegante Zas en toda la boca a la banda esa fundada por Escribá de Balaguer y que tanto poder acumula a día de hoy. Además el nombre de la niña protagonista no está elegido al azar, sino que Camino es también la obra cumbre del tal Escribá, en la que se encumbra el sufrimiento como "camino" para llegar a Dios (?).

Allá cada uno con sus creencias, desde luego, yo particularmente no comulgo con esas ideas (oh, que chiste más inesperado) y me parece que esos comportamientos arcaicos no son propios del siglo XXI, y una prueba de ello es que la inmensa mayoría de católicos que conozco, ante una efermedad como el cancer, prefieren quimioterapia antes que rezar. Curioso, ¿no?. En ese caso se suaviza el mantra ese que tienen de que "el sufrimiento es por el bien del hombre, Dios está haciendo una obra preciosa y le ama y le exige más". Vamos, que cuanto más te quiere Dios, más te jode. Y lo mejor es que parece que les gusta y todo...

9 comentarios:

  1. Los planteamientos de la Iglesia me dan urticaria y no creo en Dios.
    Qué clase de Dios sería ese que permite el terrible sufrimiento de los inocentes y las grandes injusticias de este mundo? Que no me vengan con milongas...en nombre de qué? no cuela.

    La película no la he visto por razones personales,hipersensibilidad al tema del cáncer.

    Besos

    ResponderEliminar
  2. Una de las pelis con las que más he llorado y eso que yo no soy muy sensiblera.

    ResponderEliminar
  3. La vi. Me gusto. Llore. Me la compre y aun no he sido capaz de verla.

    ResponderEliminar
  4. Eramos cercanos a este caso por unos amigos que conocian a la niña me leí el libro y fue tremendo asi que la pelicula prefiero no verla remueve demasiado lo que occurió que en aquellos años fue un boom!!besos

    ResponderEliminar
  5. Ya estamos con el tema de por qué Dios permiete guerras, muertes, el hambre en el mundo, enfermedades terribles..... Es algo que ocurre y punto!!! No hay una explicación de las cosas que suceden. Pero bueno.... La película me gustó mucho. Yo conocí la vida de Alexia porque en mi colegio me hablaron de ella. Fraiser le ha dado un toque estupendo a la historia. Nerea, hace un papelón espléndido.

    ResponderEliminar
  6. Prefiero ver una peli de terror con desmembramientos y mutilaciones que un drama sobre una enfermedad, es el último tipo de peli que vería. Con lo que me gusta Dakota Fanning y me niego a ver Ahora y siempre, precisamente por eso.

    ResponderEliminar
  7. Mr. Charly, puedo esperar para ver este film, no ando tan apurado. Cordiales saludos.

    ResponderEliminar
  8. Pffff.... Pasando, si quiero dramones echo la vista atrás y me sobran. Nada, nada, ésta sí que no la veo. Eso sí, me he quedado flipando con lo de que la quieren beatificar... O.O

    Sobre la Iglesia no tengo mucho que aportar: al igual que tú, no comulgo con sus ideas [[chistaco!! jajajajaja!!]] pero respeto muchísimo todas las religiones y allá cada cual con sus cosas.

    Un besote!!

    ResponderEliminar
  9. Hay que verla. Por varios motivos: no es una crítica al Opus, sino un retrato. Pero claro, es el retrato de algo asqueroso y vomitivo. La religión es (o debería ser) otra cosa bien distinta.

    La película, más allá de este retrato (qué bien la elección de la actriz) me parece que está muy bien llevada, y no recuerdo que me sobraran minutos. Cierto es que ya hace tiempo que la vi, y no tengo muchas ganas de volver a verla, por lo indigesto.

    ResponderEliminar

Se ha producido un error en este gadget.