miércoles, 30 de julio de 2014

CÓMO CASARSE CON UN MILLONARIO


Título original        How to Marry a Millionaire
Año            1953
Duración        96 min.
País            Estados Unidos Estados Unidos
Director        Jean Negulesco
Guión            Nunnally Johnson
Músic            Alfred Newman       
Fotografía        Joseph MacDonald
Reparto            Marilyn Monroe, Betty Grable, Lauren Bacall, William Powell, Rory Calhoun, David Wayne, Fred Clark, Cameron Mitchell
Productora        20th Century Fox
Queridas,  va otra ronda de cazalla. que se está terminando de hacer el cocido
Tres amigas que comparten piso, tienen como misión en esta vida utilizar sus encantos (y qué encantos oiga!!!) para atrapar a alguno de los millonario de Nueva York y vivir a todo trapo el resto de su vida. Pero tras sus búsquedas empezarán a darse cuenta que el dinero no lo es todo en la vida.

Lo primero que llama la atención es que Negulesco nos obsequia con un bonito tostón de una orquesta tocando durante más de cinco minutos antes de los créditos iniciales, que no se sabe muy bien a cuento de qué, pero bueno.

La película tiene un aire a comedia ligera de Wilder, pero el resultado dista bastante de las películas de dicho director, Negulesco no le llega ni a la suela del zapato. Y si no fuera por sus protagonistas, el interés decaería considerablemente. Bacall está muy guapa y comedida (graciosa la broma que hace refiriéndose a lo guapo que es el protagonista de La reina de África) pero sobre todo una preciosa Marilyn, tan guapa e inocente en pantalla como siempre haciendo su papel de cegatilla graciosa. Qué mujer.... aish....
"Ay cordera, que hasta con esas gafas estás pa' darte un viaje"
Por lo demás una comedia que no está mal, que es agradable y con una dirección correcta, pero de la que no se porqué, me esperaba más.

Lo mejor sin duda, La tentación rubia y ciertos avatares entre las chicas y "sus víctimas".

Lo peor, falta de chispa.

Moraleja: El dinero no da la felicidad, pero produce una sensación tan parecida, que haría falta un especialista para diferenciarla, además, no he visto a nadie triste en su yate, y puestos a llorar, prefiero llorar en un Ferrari.
Señores del Euromillón, apiádense de este pobre cinéfilo.

9 comentarios:

  1. Hombre, si la hubiera dirigido Wilder, probablemente, hubiera sacado mucho más provecho de las tres protagonistas. Lauren Bacall demostró en varias ocasiones (para mí, la mejor ocasión fue "La pícara soltera") que tenía buenas aptitudes para la comedia. Y lo de las comedias para Marlyn parece innato. De hecho, por eso es lo mejor de toda esta película que podía haber tenido mejores resultados. Abrazos Charly.

    ResponderEliminar
  2. Completamente de acuerdo, sobre todo en lo del dinero, que dicen que no da la felicidad, pero me gustaría comprobarlo por mí misma.

    La película se deja ver sobre todo por el glamour de su puesta en escena: vestuario, fotografía, etc... y porque sus estrellas, pero le falta chispa por todas partes.

    No recordaba lo de la música del principio, pero miedo me da!

    ResponderEliminar
  3. Tomo nota para ver la peli. :)

    Saludos!

    ResponderEliminar
  4. A mí es que siempre me ha caído fatal Lauren Bacall y no sé por qué.

    Coincido contigo, lo mejor es Marilyn Monroe. Mucha gente dice que era una actriz con poco talento y que triunfó sólo por su belleza, pero la verdad es que en la mayoría de las pelis en las que sale es siempre de lo mejor, sobre todo cuando tiene protagonismo.

    ResponderEliminar
  5. La dejaremos aparcada pues.

    Es curioso, pero hasta su título suena más a Wilder...

    Abrazos ;)

    ResponderEliminar
  6. Marilyn era la caña...
    Me gusta verla en las pelis...

    Un beso con faldas y a lo loco ( o dos)

    ResponderEliminar
  7. Y a mí que no me suena haberla visto... Cachis!

    ResponderEliminar
  8. En ese fotograma en que están en la azotea se me figura que eran las "Sex and the city" de los 50. Pero con Lauren Bacall, ¿cómo resistirse a eso?

    ResponderEliminar
  9. Jajaajaja chispeante el final de tu post.
    Estoy de acuerdo con tu crítica.
    Aunque yo prefiero a Bacall.Claro que yo miro desde el punto de vista de una mujer.
    ; )

    He estado paseando por tu blog y volveré,porque me encanta el cine.

    Besos

    ResponderEliminar

Se ha producido un error en este gadget.