miércoles, 30 de marzo de 2016

BATMAN V. SUPERMAN: El amanecer de la justicia

Título original           Batman v. Superman: Dawn of Justice
Año           2016
Duración           153 min.
País           Estados Unidos
Director                Zack Snyder
Guión              David S. Goyer, Chris Terrio (Historia: David S. Goyer, Zack Snyder)
Música                Hans Zimmer, Junkie XL
Fotografía           Larry Fong
Reparto                 Ben Affleck, Henry Cavill, Amy Adams, Jesse Eisenberg, Gal Gadot, Diane Lane, Laurence Fishburne, Jeremy Irons, Holly Hunter, Scoot McNairy, Callan Mulvey, Tao Okamoto, Brandon Spink, Lauren Cohan, Michael Shannon, Hugh Maguire, Jason Momoa, Ezra Miller, Ray Fisher
Productora               Warner Bros. Pictures / DC Entertainment / Dune Entertainment
"Oye, quita ya las largas que me deslumbras"
Batman y Superman, héroes en sus respectivas ciudades (Gotham y Metrópolis) no se llevan muy allá y más si se abre un debate entre qué heroe quiere Estados Unidos (y por ende el mundo entero) y esta irá más allá cuando el tocahuevos de Lex Luthor se mete por medio para enfrentarlos mientras desvía la atención de su verdadero objetivo...

Pues me huele a que DC viendo el arrasador éxito de Marvel con los vengadores y franquicias subsidiarias, han decidido meterse en el mundillo y dar el primer paso para crear un equivalente. Además de los rodajes de las próximas películas relacionadas como Aquaman o Wonder Woman, en esta película han querido dejar claro que están ahí y que van en serio.

Cuando a Superman le piden fuego, no se molesta en sacar el mechero
Aunque viendo el resultado de esta película la conclusión no es muy esperanzadora y como no cambien las cosas, preveo un futuro no muy halagüeño para las cintas venideras con cancelaciones a medias y demás.

Snyder. DC buscó a un director de relumbrón y quién mejor que Zack Snyder que conoce bien estos terrenos. Aunque tengo la sensación de que pese a estar implicado el mismísimo Nolan como productor, esta película se queda un poco coja. El tono es demasiado serio y solemne, sin un resquicio para un momento de relajación o humor.

"Mira que botas me he comprao"
El guión. El formato de guión no me gustó nada, parece querer contarnos todo en micro historias de 2 a 5 minutos, saltando de una trama a otra de forma un tanto brusca y muchas veces con falta de continuidad. Sólo las escenas de acción son un poco más extendidas y paradójicamente son las partes más "estables" de la cinta.

Batman. El Batman de Snyder está a años luz del Batman de Nolan. No está mal el enfoque diferente; ahora Bruce Wayne es un tipo más maduro y con planteamientos existenciales personales. Y aunque sea cierto el hecho de que su protagonismo aquí es compartido, su historia es bastante más volátil que en El caballero oscuro y compañía.

A Lex le gustaba mucho coleccionar fósiles. Ese de Palma de Mallorca era su favorito
Affleck. Debo confesar que me daba yuyu pensar en Ben Affleck como Batman. Un tipo que como director es más que solvente, pero que como actor deja mucho que desear. Y bueno, el resultado es mejor de lo esperado, pero sin tirar las campanas al vuelo.

Superman. Las dos anteriores películas de Superman, la verdad es que me dejaron un tanto indiferente. De hecho, apenas recuerdo nada de ambas. Y bueno, no le viene mal "arrejuntarse" con Batman porque me temo que su trama ya estaba un tanto agotada. También tiene sus pajas mentales y su rollo de "ay que no me quieren" e incluso tema mesiánco. Cavill está correcto.

Wonder Woman. Pues para mí ha sido la sorpresa agradable de la cinta. Aparte de estar bien llevada su introducción en el cine palomitero, preparando su llegada, Gal Gadot me ha dado buenas sensaciones -y que guapa es la condená-. Habrá que esperar para ver su película.

Wonder Woman haciendo el baile del gorila
Lex Luthor. Si, vale, Eisenberg está muy bien en su papel de megalómano enajenado y malvado. Pero su personaje en sí, chirría un poco. Me dio la impresión de que no tiene el suficiente carisma como para ser el enemigo común de Batman y Superman. Me hubiera gustado más un tipo con más presencia, más mayor y con más personalidad (algo así como Kevin Spacey en Superman Returns).

Los efectos especiales. Si, arrolladores y espectaculares, desde luego. Y los últimos 40 minutos son un derroche de acción destructiva a cascoporro. Pero también son un tanto mareantes y apabullantes.

A esto se le llama una mirada penetrante
El final es un WTF dentro de otro WTF.

En resumen, una peli que pasa el corte raspado y gracias. Porque tiene tela que una película como esta tenga algún momento no ya de pausa, sino de aburrimiento mondo y lirondo. Embarullada y con aires de grandiosidad (y mesianismo) a partes iguales, el resultado final es bastante irregular.

domingo, 27 de marzo de 2016

CORKY ROMANO

Título original        Corky Romano
Año         2001
Duración         86 min.
País          Estados Unidos
Director         Rob Pritts
Guión          David Garrett, Jason Ward
Música          Randy Edelman
Fotografía        Steven Bernstein
Reparto      Chris Kattan, Vinessa Shaw, Peter Falk, Peter Berg, Chris Penn, Fred Ward, Richard Roundtree, Matthew Glave, Roger Fan, Dave Sheridan, Michael Massee, Vincent Pastore
Productora         Touchstone Pictures / Robert Simonds Productions
El prota vestido de girl scout, que más se puede añadir
El bueno de Peter Falk en pleno despropósito
Una familia mafiosa, los Romano, se ve acosada por la policía y deciden pasar al ataque infiltrando en el FBI a uno de los hijos del patriarca: Corky, que se dedica a la veterinaria y es un tonto del 15, lo que dará lugar a numerosas situaciones cómicas...

... que te harán gracia si tienes 6 años y no has visto ninguna película antes.

Es del tipo de humor de confusiones, caidas, tropezones, pedos, gags con animales, chistes "de mariquitas" (sic)... Seguro que era una de las pelis de cabecera de Jim Carrey cuando hacía aquellas películas de muecas.

A un servidor le gusta el cine de mafiosos y las comedias. Pero mezclar esos dos géneros no es sinónimo de buena película si no hay un argumento en condiciones. Es como si te gustan las anchoas y el chcolate y le arreas una tableta de Nestlé a un plato de anchoas de Santoña. El resultado es desastroso. Un guión de bazar chino seguramente escrito en dos tardes entre cerveza y cigarros de la risa que hace que el humor de Arévalo o Manolito Royo parezca humor fino e inteligente.

Así acaba el espectador incauto, como una chota
La presencia de Peter Falk (el entrañable Colombo) es también un despropósito y el hombre salía ahí un rato haciendo de jefe mafioso.

Aburre y no tiene ni p*ta gracia ni la película ni su protagonista y lo único que consigue es poner nervioso al espectador que mira continuamente el reloj y eso que la película apenas dura hora y cuarto y aún así se hace larguísima.

Además no funciona ni siquiera como parodia del cine de gangster tipo Uno de los nuestros o similares.

Es una cinta invitada a entrar con todos los honores en las mazmorras de la sección TIEMPO QUE TIRÉ A LA BASURA.

jueves, 24 de marzo de 2016

LOS INMORTALES

Título original       Highlander
Año      1986
Duración       110 min.
País       Reino Unido
Director        Russell Mulcahy
Guión        Gregory Widen, Peter Bellwood, Larry Ferguson
Música        Michael Kamen (Canciones: Queen)
Fotografía        Gerry Fisher
Reparto      Christopher Lambert, Sean Connery, Roxanne Hart, Beatie Edney, Clancy Brown, Alan North, Jon Polito, Sheila Gish, Hugh Quarshie, Christopher Malcolm, James Cosmo, Billy Hartman, Celia Imrie, Edward Wiley
Un señor con casco clavánosela a Christopher Lambert.
¿Triste? ¿Alegre? ¿Apesadumbrado? Nunca lo sabréis!!!
Entre nosotros viven discretamente unos hombres especiales que no pueden morir como el resto de personas. Forman un extraño grupo de "inmortales" que pasan de generación en generación sin envejecer. Pero también tienen una manía un tanto peligrosa: matarse entre ellos de la única forma en que estos seres pueden perecer, cortándose la cabeza unos a otros.

Connor MacLeod es uno de ellos, y llegados a nuestros días (bueno, a 1986) deberá enfrentarse al más chungo de los inmortales por las calles de Nueva York...

La película nos cuenta tanto la historia que transcurre en Nueva York como los orígenes de MacLeod allá  por la Escocia de la edad media y cómo descubrió lo que era y su entrenamiento por un extravagante caballero español.
Tírame del dedo MacLeod
Vi esta película hace muchos años siendo un adolescente (o casi) y quedé absolutamente fascinado. Me flipó la historia, el tema inmortales y los escenarios escoceses.

Tiene una sonrisa tan falsa que parece Julia Roberts
Después vi con muchas ganas la 2ª y la 3ª parte, y quedé tan decepcionado que mi mente decidió bloquear los recuerdos de toda la saga. Fue un error haber visto las continuaciones. Si sirve de algo para algun@ de vosotr@s que no hayáis visto nada, si os animáis, ved la primera y ya.

De lo que si me acordaba era Christopher Lambert, su estrábica mirada y su expresividad comparable a la de una patata: nula. Es uno de los peores actores vivos. Bueno, y muertos también. Seguramente sea un inmortal de esos cuya labor es ir repartiendo malas interpretaciones por doquier.

La película tiene ese encanto de los años 80 que hace que uno sea indulgente con sus efectos especiales (bastante reguleros), sus peleas malamente ejecutadas. Además en el lado positivo tenemos la -breve- presencia de Sean Connery o la maravillosa música de Queen en su banda sonora.

No ha envejecido mal del todo, aunque me la imagino rodada con las técnicas de hoy (y el dinero de hoy también) y se me cae la baba.

Para amantes del cine ochentero y del cine de acción en general.

lunes, 21 de marzo de 2016

OPEN WATER

 
Título original       Open Water
Año        2003
Duración          79 min.
País        Estados Unidos
Director         Chris Kentis
Guión           Chris Kentis
Música         Graeme Revell
Fotografía            Chris Kentis & Laura Lau
Reparto               Blanchard Ryan, Daniel Travis
Productora                Lions Gate Films
"que digo yo que vas muy despechugada para nadar, no? me ocultas algo, Amparín?"
"Está el agua muy calentita por esta zona, Manolo, qué has hecho?"
Una pareja decide irse a Las Bahamas, pero no a ponerse ciegos de mojitos en la piscina/barra de un todo incluido al lado de orondos ingleses coloraos. Ellos se van con una excursión a alta mar a practicar el buceo con otros turistas y unos nativos que llevan el barco. Están tan deputamadre ahí debajo cuando el resto salen del agua y los lumbreras de los guías deciden que ya están todos y se van para casita, dejando ahí abajo a nuestros protagonistas. Cuando salen a la superficie se quedan a cuadros porque allí están ellos solos en mitad del océano y las horas pasan...

Lo más cojonudo del tema es que esta película está basada en hechos reales y esto les pasó a una pareja de verdad. Se quedarón ahí tirados durante muuuucho tiempo.

Y sabiendo eso la verdad es que da un poco de respeto y angustia. Joder que situación. Me pongo en su lugar y creo que me moriría del infartazo que me iba a cascar de la aprensión.

"Manolo, dime que son langostinos grandotes"
La puesta en escena es sencilla y el guión tampoco exige más que los dos en mitad del mar con su equipo de buceo. Pero está bien llevado y consigue mantener al espectador pendiente de la pareja y de cómo la desesperación y el cansancio van haciendo mella...

He leído por ahí que le falta profundidad a los personajes, pero yo la verdad es que no la he echado mucho de menos, no me interesan los malos rollos que pudiera haber entre ellos, si se quieren o si odian a sus respectivas suegras, me da exactamente igual, lo que me tuvo atento fue la situación en si.

Es una peli de tensión a lo The Descent o Eden Lake sobre todo ésta última, un terror cotidiano y acojonante.

La peli es corta y concisa (79 minutos) y eso se agradece. No se está con flashback al estilo 127 horas, mola que vaya al grano.

Y el resultado es una película de intriga decente y efectiva aunque esperaba algo más ya que figuraba en una lista de pelis de terror de la revista Jot Down, y estando bien, no es para tanto. Vistas ya unas cuantas de la lista, el que la hizo y yo no tenemos los mismos criterios canguelófilos.

viernes, 18 de marzo de 2016

THE IMITATION GAME

Título original        The Imitation Game
Año        2014
Duración         114 min.
País        Reino Unido
Director         Morten Tyldum
Guión           Graham Moore (Libro: Andrew Hodges)
Música           Alexandre Desplat
Fotografía           Óscar Faura
Reparto           Benedict Cumberbatch, Keira Knightley, Mark Strong, Charles Dance, Matthew Goode, Matthew Beard, Allen Leech, Tuppence Middleton, Rory Kinnear, Tom Goodman-Hill, Hannah Flynn, Steven Waddington, Alex Lawther, Jack Bannon, James Northcote, Ancuta Breaban, Victoria Wicks
Productora                  The Weinstein Company / Black Bear Pictures / Ampersand Pictures
Los entresijos del sorteo de la primitiva son así de chungos
Consuelo, te repito que me duele la cabeza...
Durante la Segunda Guerra Mundial, los alemanes tenían un sistema de encriptado de comunicaciones realmente extraordinario. Todo se basaba en una máquina con un código que nadie podía descifrar ni aunque se interceptaran las comunicaciones. Ni rusos, ni americanos, ni franceses... hasta que en Inglaterra se pusieron manos a la obra y para ello contrataron a un brillante matemático llamado Alan Touring, que llegó a obsesionarse con Enigma...

Este cuidado biopic británico quiere contar una historia de la Segunda Guerra Mundial, pero en un escenario alejado de las trincheras -aunque teniéndolas siempre presentes-, una historia poco conocida, pero tan crucial como lo fue el desembarco de Normandía o la batalla de Stalingrado.
Como andaban cortos de cascos, a los soldados les ponían platos de porcelana en la cabeza.
Y de ello se encargó un tipo peculiar, Touring (a partir de aquí puede haber spoilers, así que el que quiera leerlo que lo seleccione), un brillante matemático cuya condición sexual llevó a ser marginado, apartado, torturado con tratamientos hormonales, y que acabó suicidándose. Y no fue hasta 2013 cuado la reina Isabel II trató de reahabilitar su figura pidiendo perdón por la forma en que se trató a uno de sus mayores héroes del siglo XX que evitó millones de muertes, ninguneado y apartado de toda crónica histórica única y exclusivamente por ser homosexual y tener el valor de admitirlo. Ahí los hijos de la Gran Bretaña deberían avergonzarse y mucho.

(fin de los spoilers) Y esta película es un buen retrato de Touring con la ayuda del talentoso Benedict Cumberbatch, el actor de moda, el cual en cada una de sus apariciones da un master de cómo interpretar en pantalla dando vida al protagonista tan implicado y tan imperfecto, y esas pequeñas imperfecciones están muy bien llevadas a cabo, sin caer en lo vulgar ni en el recurso fácil de mostrarlos para dar pena.

Expectantes viendo a Benedict cortar jamón
A su lado está Keira Knightley (de la que no soy muy fan que digamos), pero que debo reconocer que en esta película me ha ganado por completo en su rol secundario de compañera de trabajo, amiga -y encubridora- del propio Touring, y lo hace con una naturalidad que me ha resultado de lo más convincente y creíble. Mi aplauso para ella también.

La historia es lo suficientemente clara y concisa, y no se entetiene demasiado en sentimentalismos baratos, aunque si tiene sus concesiones al gran público como blockbuster mundial que fue en su día. Aunque hay aspectos en los que no se profundiza lo suficiente  y la película parece un biopic ligerito destinado al lucimieto de Cumberbatch, pero en líneas generales, en todos los aspectos tiene un buen nivel que hace que uno disfrute una película sin aburrirse y dando a conocer un pasaje tan desconocido como vergonzante para los británicos.





martes, 15 de marzo de 2016

PROYECTO NIM

 Título original     Project Nim
Año     2011
Duración     93 min.
País       Reino Unido
Director      James Marsh
Guión       James Marsh
Música      Dickon Hinchliffe
Fotografía       Michael Simmonds
Reparto       Documentary
Productora         Red Box Films / Passion Pictures / BBC Films
Nim, cuando era un monito chiquitín
Nim pidiendo más fabada asturiana
En Estados Unidos en los años 70, un estudio trató de ver si enseñando a un chimpancé legnuaje de signos era capaz de comunicarse. El monete se llamaba Nim, y varias personas dan su testimonio en este documental sobre lo acontecido.

Resulta curioso ver cómo un chimpancé educado desde pequeño entre humanos, enseñándole todas las rutinas de una persona, desde comer, a vestirse o relacionarse con otros puede llegar a socializar como una persona. Aunque más sorprendete es ver la adaptación de Nim y los logros que se consiguieron con él. Fue capaz de aprender un buen número de palabras e incluso comunicarse en cortas conversaciones con sus educadores. Y hasta desarrolló cierta inteligencia.

También refleja el documental los diversos tipos de ambientes en los que Nim fue criado, desde la chica hippie indolente sin ninguna disciplina, la joven que llegó a creerse su "madre", varios profesores cada uno con su personalidad, el director del proyecto, muy implicado en el mismo que también estaba muy implicado en contratar jóvenes universitarias de buen ver...

A Nim le gustaban los gaticos. De ahí salió "Gaticos y monetes"
Después de este documental, estoy más convencido que el ser humano es una especie dañina para el resto de criaturas que viven en el planeta, y no se conforma con ser la especie dominante, sino que intenta que las otras claudiquen ante él. No me gusta que se trate de inducir comportamientos humanos a monos, que en el fondo siguen teniendo su instito, y a la larga ese instinto prevalece y lo único que hace el hombre es tratar de controlarlo y someterlo.

Quiero creer que este tipo de estudios fue fruto de los años 70 y de la afición a los cigarros de la risa y a la ingesta de lsd en abundancia y se les fue de las manos. Hasta llegaban a darle de fumar al pobre. La cosa acabó como el rosario de la aurora.

Desde aquí mi total repulsa al matrato animal.

sábado, 12 de marzo de 2016

TROYA

 
Título original         Troy
Año       2004
Duración        163 min.
País        Estados Unidos
Director         Wolfgang Petersen
Guión          David Benioff (Poemas: Homero)
Música          James Horner
Fotografía         Roger Pratt
Reparto         Brad Pitt, Eric Bana, Orlando Bloom, Brian Cox, Peter O'Toole, Sean Bean, Diane Kruger, Brendan Gleeson, Saffron Burrows, Tyler Mane, Julie Christie, Rose Byrne, Julian Glover, Garrett Hedlund, Vincent Regan, James Cosmo, Nigel Terry, John Shrapnel, Trevor Eve, Mark Lewis Jones, Adoni Maropis, Frankie Fitzgerald
Productora           Warner Bros. Pictures / Plan B Entertainment / Radiant Productions
Suárez, Messi y Neymar haciendo el saque inicial
En la antigua Grecia, antes de que Alemania enviara a la Troika y Tsipras ganase las elecciones, era una tierra de héroes y reyes que dominaban el mundo conocido. El cotarro se lo repartían entre unas pocas ciudades...

Porque yo lo valgo
Hector y Paris son hermanos y residentes en Troya y en esto que están de gira para hacer amigos en Esparta, cuando el último se enchocha de la gachí del rey Menelao una rubia muy pintona llamaa Helena, a la que también le va la marcha. Total que se va con ellos, y el rey ese y su hermano montan en cólera y la liarán parda con tal de recuperar a la rubia, organizando una guerra del copón con el mítico Aquiles, el del talón, por ahí repartiendo mandobles a griegos despistaos.

Hollywood vio la oportunidad de matar dos pájaros de un tiro; por un lado adaptó una historia épica de la grecia clásica montando un pedazo de superproducción de las de cagarse a la pata abajo, y por otro dio al gran público una historia de lucha por amor, casi un culebrón, vamos, y claro así todos contentos.

Pero a mi todas las zarandajas espectaculares me han parecido un espectáculo casi vacío. La adaptación de la historia por lo visto se parece a la realidad lo mismo que un huevo a una castaña. Pero bueno, se puede llegar a entender porque en estos casos el guion busca satisfacer al público más que en reflejar los textos antiguos -sean verídicos o no- pero vamos que aquí se pasan tres pueblos. Aunque lo del caballo mola, porque si existió, debío parecerse al de la película ésta y no al caballo perfectamente tallado que estamos acostumbrados a ver en el cine.
Las corazas eran de un hiper chino.
El desarrollo no tiene nada especial que llame la atención, y la duración es a todas luces excesiva -y más si como yo, ves la versión extendida de tres horazas-. La dirección es floja y ni tiene pulso ni sabe dar carisma a sus personajes, los cuales casi se limitan a recitar frases grandilocuentes y poner caras de griegos clásicos.

Ayyyy hermosón
Si algo destaca de esta super producción es el reparto, donde los cabezas de cartel eran la creme de la creme del panorama. Con esta película descubrí a Diane Krugger (además era su primera aparición en pantalla) que cuando la vi en la sala de cine recuerdo que me llamó la atención. La que no recordaba que aparecía era mi queridísima Rose Byrne, que está tan guapa como griega clásica o aunque saliera de lagarterana.

Pitt me pareció ligeramente desganado y da la impresión de que lo pusieron para lucir melenita rubia. Ojo, no digo que sea mal actor, sino que en esta película no se enfocó bien su actuación. Luego tenmos a Eric Bana, Orlando Bloom, Peter O'Toole, Sean Bean, Brendan Gleeson....

El director Wolfang Petersen (La historia interminable, Estallido, Air Force One) en su día rechazó dirigir Gladiator, y en vista de que por las noches le atormentaba aquello, en cuanto le ofrecieron ponerse al mando de Troya allá que fue, pero después sólo dirigió una película más, Poseidon y hasta hoy no sabemos nada de él.
Helena estaba para guerrear con quien se pusiera delante
Así que nada, si sois amantes del cine más palomitero, pasteloso y comercial y queréis ver un buen puñado de actores conocidos dándose espadazos, achuchones y poco más, esta es vuestra película.


miércoles, 9 de marzo de 2016

EL HOMBRE ELEFANTE

 
Título original        The Elephant Man
Año         1980
Duración         125 min.
País         Estados Unidos
Director         David Lynch
Guión           David Lynch, Eric Bergren, Christopher De Vore
Música          John Morris
Fotografía           Freddie Francis (B&W)
Reparto         Anthony Hopkins, John Hurt, Anne Bancroft, John Gielgud, Wendy Hiller, Freddie Jones, Dexter Fletcher
Productora        Paramount Pictures. Productor: Mel Brooks
La Pantoja un día que salió de permiso
A finales del siglo XIX, el doctor Frederick Treves descubre en una feria ambulante que una de las atracciones es "El hombre elefante", donde se exhibe como una quimera de feria a un pobre hombre con unas deformidades enormes que hacen que sea visto y tratado como una monstruosidad.

El buen doctor consigue llevarlo a un hospital para tratar de estudiarlo, y allí comprende que bajo esa apariencia siempre se ha escondido un ser humano y que cuando se le empieza a tratar como lo que es -una persona- el resultado es sorprendente y John Merrick -que así se llama- se desvela como un ser amable, inteligente, sensible e incluso refinado.

La fama llega a todos los rincones del Reino Unido, pero las consecuencias no serán las esperadas...
Merrick era un especialista en sombras chinescas

Ya sabéis que Lynch y yo nos retamos a duelos al amanecer bastante a menudo, pero como no soy un tipo rencoroso, decidí darle una oportunidad a una de las películas suyas que me faltaban por ver y que posiblemente es considerada como "menos extraña" que otras de sus obras.

Y esta vez Mister Lynch, tengo que reconocer que usted me ha convencido con esta película.

Y tal vez sea porque es la menos turbadora de cuantas he visto del autor inglés (con permiso de Una historia veradera), en la que menos utiliza recursos oníricos y metáforas visuales tan de su agrado.

La razón principal de esta película es la perversidad del ser humano ante lo desconocido, ante lo diferente y el afán de destruirlo antes siquiera de comprenderlo. Aunque por el otro lado también deja bien a las claras que hay personas bondadosas que hacen que uno recupere la fe en la humanidad aunque sea momentaneamente. Pero también saca uno la conclusión de que si los gilipollas volaran, no veríamos el sol.
El cabrón del circo
La dirección es muy buena y lleva el guión con un ritmo de lo más adecuado, no dejando que el espectador se distraiga.
El uso de la música me ha sorprendido para bien. Acostumbrado uno que está a que Lynch la use como un elemento distorsionador y/o hipnótico, un servidor agradece un uso más común y acertado de la misma.

En cuanto al reparto, lo primero que me llamó la atención es que Anthony Hopkins también fue joven, y que no nació con el pelo blanco ni interpretando a abuelos, viejos maestros, padres de protagonistas o dioses nórdicos con más años que matusalén. Y el tío ya daba muestras de ser un grandísimo intérprete.

Pero el que se lleva la palma es John Hurt, irreconocible bajo el maquillaje para caracterizarle como John Merrick, dota a su personaje de una credibilidad muy alta, con una interpretación nada sobreactuada y consiguiendo que uno se encariñe con el protagonista. Tiene un mérito encomiable porque sus posibilidades expresivas estaban muy limitadas.
¿Lo véis? Hopkins también fue joven.
Como curiosidades, la película está basada en un personaje histórico que vivió en la segunda mitad del siglo XIX en Inglaterra, Joseph Merrick, cuya vida se encuentra bastante bien reflejada en la cinta que hoy nos ocupa, incluso después de su muerte se conservó su esqueleto que hoy se encuentra en el museo del Royal London Hospital. Pueden conocer más sobre este señor pinchando AQUÍ

Esta vez no habrá pelea con Mister Lynch, su película me ha satisfecho bastante, pero ya no pierdo de vista la vieja caja de madera donde guardo mi pistola de los duelos al amanecer...

Y con esta entrada quiero recordar a C. que ayer nos dejaba inesperadamente. Hasta siempre, amigo mío. Ya te estamos echando de menos.

domingo, 6 de marzo de 2016

UN AMOR ENTRE DOS MUNDOS

Título original         Upside Down
Año        2012
Duración       100 min.
País         Canadá
Director        Juan Diego Solanas
Guión          Juan Diego Solanas, Santiago Amigorena
Música         Benoît Charest
Fotografía        Pierre Gill
Reparto         Jim Sturgess, Kirsten Dunst, Timothy Spall, Blu Mankuma, Nicholas Rose, James Kidnie, Vlasta Vrana, Kate Trotter, Holly O'Brien, Elliott Larson, Maurane Arcand, Janine Theriault, Vincent Messina, Cole K. McKenzie, Paul Ahmarani, Carolyn Guillet, Pablo Veron, Don Jordan, Edward Langham, Holden Wong, Keir Cutler, Alex Bisping
Productora           Coproducción Canadá-Francia
Las manos hacia arriba, como los gorilas.....
Kirsten tan bonica ella.
En un universo imaginario, existen dos planetas que orbitan juntos alrededor de una estrella. Están separados por escasos kilómetros, pero no se tocan. Cada uno tiene su propia gravedad y atrae sus objetos y sus habitantes, pero no pueden ir de uno a otro porque arderían como el lagarto de Jaen. En estas está el joven Adam, del mundo inferior, que se ha subido a una montaña y desde ahí ve a una alegre mozalbeta del mundo superior, Eden, y claro, como dicen los Camela, zarpa el amor...

Pues como  en temas pastelosos parece estar todo inventado en este mundo, a Juan Diego Solanas y Santiago Amigorena se les ocurrió la "brillante" idea de trasladar una historia de amor a dos planetas imaginarios, en un mundo donde las reglas de la física no son como las conocemos. Además hay una peculiar característica (que recuerda mucho a "nuestro mundo". El planeta de abajo es pobre, y el mundo de arriba (los que están cabeza abajo) son los ricos y explotan los recursos de los pobres de abajo haciéndolos más pobres todavía y claro, los enamorados son uno pobre y otra rica.
Alpininsmo extremo romántico. La moda que sustituirá al running.
Esta producción franco-canadiense en lo único que llama la atención es en lo visual, ver continuamente a tipos boca arriba hablando con otros boca abajo, pero no son más que fuegos de artificio porque el trasfondo está más manoseado que Bisbal en una convención de fans. No hay nada nuevo bajo el sol, chica rica que se enamora de chico pobre en mundos (en este caso literalmente) opuestos y que él hará lo que sea por conseguir su amor... qué bonito!!! (ironic mode ON)

El prota buscando la fórmula del yogurlado.
Y es que no escarmiento, en cuanto me ponen algo de ciencia ficción siempre pico aunque sea un coñazo tan grande como éste que se veía a la distancia sólo con leer el título. Qué le vamos a hacer.

Kirsten Dunst demuestra que sigue pudiendo hacer papeles de un amplio abanico de edad y en este tipo de pproductos se mueve bien, igual que Sturgess al que no conocía y al que se le ve cómodo y a mi me recordaba a Unax Ugalde.

En fin, una tontuna hábilmente montada, pero una tontuna de película al fin y al cabo que me arrepiento de haber visto.

jueves, 3 de marzo de 2016

DEADPOOL



Título original        Deadpool
Año        2016
Duración        106 min.
País         Estados Unidos
Director        Tim Miller
Guión          Rhett Reese, Paul Wernick (Personajes: Rob Liefeld, Fabian Nicieza)
Música        Junkie XL
Fotografía         Ken Seng
Reparto           Ryan Reynolds, Morena Baccarin, Ed Skrein, Gina Carano, T.J. Miller, Rachel Sheen, Brianna Hildebrand, Paul Lazenby, Sean Quan, Ben Wilkinson, Naika Toussaint, Olesia Shewchuk, Kyle Cassie, Style Dayne, Fabiola Colmenero, Stan Lee
Deadpool listo para el debate de investidura
¿Deadpool es un superhéroe? ¿Un héroe? ¿Un cabrón con pintas?

Deadpool es la última película de Marvel que ha llegado a nuestros cines, en la que ellos mismos -con toda la intención del mundo- se cachondean y autoparodian su propio universo de superhéroes, pero con uno que no es como el resto, no se encarga de hacer el bien, no es educado, ni defiende una noble causa. Deadpool es obsceno, malhablado, va a lo suyo y le importa una mierda el resto del mundo. Además tiene un sentido del humor muy peculiar, negrísimo y muy cabrón y a la mínima que puede suelta pullas.
Ryan Reynolds arrimando cebolleta
En cuanto al argumento... tal vez sea lo de menos. El guión pese a los flashback y demás, no es nada del otro mundo.

Pero las pretensiones de ese guión están muy lejos de darnos una historia novedosa o heroica. Que va. Lo que busca es la coña constante, ya sea escatológica, políticamente incorrecta o a costa de todo lo que se mueva, incluido el universo de superhéroes, actores como Hugh Jackman, Linterna verde, Angelina Jolie, los Wham! o el propio Ryan Reynolds, demostrando que en el mundo de los superhéroes también puede haber guasa y cachondeo.
Mírala cara a cara que es la primeraaaaa
Personalmente me lo pasé teta en el cine, aunque no me gusta tener al lado a aquellas personas que van predispuestas a partirse el ojete hasta cuando respira dando palmadas y repitiendo lo que dice el prota en voz alta.

Estas películas vienen muy bien para airear de vez en cuando el panorama del cine de superhéroes. Y es una de esas pelis que no te tienen que contar. Tienes que verla (siempre y cuando sepas lo que vas a ver, no esperes una nueva versión de Hamlet o de Lo que el viento se llevó)
Se ha producido un error en este gadget.