sábado, 13 de junio de 2015

LA FIERA DE MI NIÑA

 
Título original       Bringing Up Baby
Año       1938
Duración       102 min.
País       Estados Unidos
Director       Howard Hawks
Guión         Dudley Nichols, Hagar Wilde (Historia: Hagar Wilde)
Música      Roy Webb
Fotografía       Russell Metty (B&W)
Reparto        Katharine Hepburn, Cary Grant, Charles Ruggles, May Robson, Walter Catlett, Barry Fitzgerald, Fritz Feld, Leona Roberts
Productora      RKO Radio Pictures
Cary contando el chiste de Mis Tetas
Mira que cosa tan rara, un político honrado!!
Alice y David están a punto de casarse y son los encargados de un museo arqueológico de Nueva York. Para poder convencer a una acaudalada anciana de que done un millón de dólares a dicho museo, David va a jugar al golf con su abogado, pero por azar de la vida se encontrará a una joven pizpireta que parece destinada a no quitarse de encima ni a gorrazos...

Mítica película tanto por su calidad, por su director y (sobre todo) por sus intérpretes.

Katharine Hepburn es una de mis actrices fetiche de siempre. Me encanta su espontaneidad en esta cinta, se la ve tan llena de vida, tan alegre y despreocupada dándole dolores de cabeza a un Cary Grant inmenso en su papel de científico educado y un tanto repipi.

¿De dónde has sacao ese gorro, hermosa?
Entre la vivacidad de ella y los apuros que pasa él, ambos se verán metidos en una serie de líos con cómicas consecuencias, incluyendo por medio un hueso de dinosaurio y hasta un leopardo.

Y hablando de comicidad, cuando Meg Ryan, Sandra Bullock o Katherine Heigl se consideran reinas de la comedia romántica, deberían ver esta película y echarse a llorar o dedicarse a la medicina o la jardinería, porque al lado de la Hepburn quedan como lo que son, actrices mediocres.

El desarrollo es perfecto, el ritmo adecuado y las situaciones bien llevadas, diálogos ágiles y divertidos y con esos planos largos, sin cortes, y los actores están tan metidos en sus papeles, que hacen de esta película un clásico con mayúsculas de la historia del cine, y por cintas como ésta, su director Howard Hawks está en los altares (aunque ahora que no nos oye nadie, prefiero las comedias de Wilder, jejejeje)

Ay minino, bonico.

Me llamó mucho la atención que (por aquella época en nuestro país era frecuente que la censura eliminase escenas que unos señores consideraban inapropiadas) la canción original que Hepburn y Grant le cantan al leopardo es "I can’t give you anything but love, Baby" y aquí se tradujo como "Todo te lo puedo dar menos el amor, Baby" cambiando radicalmente el sentido de la frase. Tal vez les pareció demasiado picantona o vaya usted a saber qué.

Ah, y como curiosidad fue un fracaso estrepitoso de taquilla que costó el despido a Hawks y a Katharine cargar con el cartel de "Veneno para la taquilla".

Peliculón se mire por donde se mire. Imprescindible.

7 comentarios:

  1. Pues sí, Charly, la verdad ha hablado por tu boca. Imprescindible, de todo punto de vista. Una comedia brillante que se mantiene fresca como en el año de su rodaje y ejemplo magnífico de screwball comedy. Curiosamente, hace poco he reseñado en mi blog otra comedia screwball brillante, también con Cary Grant y esta vez, con Irene Dunne como compañera. La incomparable "Mi mujer favorita". Está bien esto de rememorar las grandes comedias del Hollywood clásico. Nada que ver con las tonterías que se cometen hoy en día. Abrazos Charly.

    ResponderEliminar
  2. : )
    Peliculónnnnn!
    En todos los aspectos.
    Además tengo debilidad por esta pareja...qué talento y qué química!
    De esto ya no hay...o muy poco.

    Buen sábado y un beso!

    ResponderEliminar
  3. Películón donde los haya!!! Una cosa así es una comedia romántica!!!! No las películas que hay ahora, que lo único que provocan es que el personal odie este género!!!
    Qué grandes los dos!!! Pero... qué decir de esa "fiera" que siempre fue Katherine Hepburn, mujer que para mi gusto lo tenía todo: talento, carácter, inteligencia, elegancia... buahhh!!! Nos ha dejado actuaciones impecables, y grandes películas como esta!
    - Hoy me has tocado la fibra con una cinta de mi estilo, mi gusto y de mis predilectas. Gracie!!!!

    Un saludoOo enorme!!!

    ResponderEliminar
  4. mirá que sorpresa antigua te mandaste..... ni idea de la película y no vi nada de este director que se que es leyenda....

    y bueno, yo soy todo Chaplin y Buster Keaton que son mas viejos aún....salu2....

    ResponderEliminar
  5. Charly,
    Me ha encantado que hayas hecho un post sobre esta película que tanto me gusta.

    Saludos!

    ResponderEliminar
  6. Una de esas cintas que siempre tengo ganas de ver y nunca veo, una de las grandes pendientes de mi lista. Para pronto.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  7. Tú lo has dicho, cualquier director/guionista/productor "comedia romántica" debería mirar hacia atrás y pensar en esta película, o en otras tantas de la época y plantearse muchas cosas.

    Y cualquier actriz que se supone que tiene que caerte simpática debería pensar en Katherine Hepburn perdiendo parte de su vestido, o cualquier galán cómico pensar si puede resultar la mitad de encantador que Cary Grant.

    Y es más! Cualquier leopardo debería tomar a Baby como modelo ;-)

    ResponderEliminar

Se ha producido un error en este gadget.