sábado, 2 de noviembre de 2013

ÉXODO

 
Título original    Exodus
Año    1960
Duración    213 min.
País     Estados Unidos
Director    Otto Preminger
Guión    Dalton Trumbo (Novela: Leon Uris)
Música    Ernest Gold
Fotografía    Sam Leavitt
Reparto    Paul Newman, Eva Marie Saint, Ralph Richardson, Peter Lawford, Lee J. Cobb, Sal Mineo, John Derek, Hugh Griffith, Gregory Ratoff, Jill Haworth, Marius Goring, Alexandra Stewart, Michael Wager, Martin Benson, Betty Walker, John Crawford
Productora    United Artists
¿Por qué me miráis fijamente, rufianes?
Unos 600 judíos supervivientes de la Segunda Guerra Mundial han llegado en un barco "la Estrella de David" hasta Chipre y allí tratarán de llevarlos hasta Palestina, con el objetivo de conseguir la creación de el estado de Israel. Una vez que lo consiguen con muchas dificultades, se encontrarán más obstáculos cuando lleguen a su destino. Los problemas entre palestinos, judíos moderados, judíos radicales, británicos y demás, harán que las cosas sean muy difíciles...
Mírala que bonica ella.
Como este no es un blog político, no entraré a valorar nada de esos acontecimientos y pasaremos directamente al apartado puramente cinéfilo de este asunto.

Lo primero que hay que destacar es la duración: 213 MINUTOS!!! o lo que es lo mismo tres horazas y media de metraje!!! Y eso la verdad es que tira para atrás, y mucho. La tuve pendiente durante meses y meses porque cada vez que intentaba verla sólo se me venía a la mente "treeees horaaaaaas" así como susurrado por un fantasma y acaba eligiendo otras.

La historia cuenta un auténtico éxodo, de judíos refugiados destinados a cambiar el rumbo de la historia creando un estado israelí, con una especie de Moisés a la cabeza.

Preminger (Anatomía de un asesinato, Rio sin retorno) arma una película robusta e interesante, pero se hace muuuuuy cansina. Se podían haber ahorrado muchos minutos de metraje. Las circunstancias de la época están muy bien explicadas para desconocedores del tema, pero tal vez el tratamiento sea demasiado meticuloso y puntilloso.
Newman, todo un galán.

El reparto es abundante y está encabezado por un gran Paul Newman, tan sólido y solvente como siempre, y con esos ojos azules, que seguro que a alguna de vosotras (o vosotros) tanto os gustan. Está bien secundado por Eva Marie Saint, Ralph Richardson o Sal Mineo.

Toda la peli tiene ese aire de las cintas "clásicas", épicas con historia de amor incluida (y con esos besos que más que besos era apretar los labios cerrados contra el otro tanto como fuera posible), pero a mi en particular no me ha entusiasmado. Si, esta bien y todo eso, pero no me ha terminado de enganchar y las tres horas y pico no juegan a su favor.

Un clásico que ya puedo tachar de la lista.

5 comentarios:

  1. Pus yo no lo puedo tachar de mi lista. Y es una de las pocas películas que tengo pendientes de Preminger porque es uno de mis directores favoritos. Pero, claro, como dices, echa para atrás el metraje de la cinta. Aunque sigue siendo una de esas películas de obligado visionado. Así que, ya te contaré si se me hace tan cansina como a ti. Abrazos.

    ResponderEliminar
  2. Paul Newman

    .... (suspiro)
    ya mirandolo puedo morirme....

    ResponderEliminar
  3. Yo sí suelo comerme un poco la cabeza con muchas implicaciones históricas-políticas en películas y algo me dice que tendré plenas tres horas y medias para reflexionar y/o enojarme. No suena que me entusiasme mucho para una pronta visión, aunque quizás con mi intento de ver más clásicos termine cayendo algún día :/
    Saludos.

    ResponderEliminar
  4. Directamente tachar. Has sido más valiente que yo, que francamente no he conseguido nunca ver más de unos cuántos minutos seguidos y todo el rato pensando (además) ¿sabéis que donde váis ya hay gente viviendo?

    ResponderEliminar

Se ha producido un error en este gadget.